El señor Humberto enfila una y otra vez la mirada entre los escombros del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa. Detrás de la rejas, entre el ir y venir de bomberos, militares, marinos, federales, rescatistas, peritos y brigadistas, se le ve ansioso, triste, preocupado. Busca a su hija Martha Esmeralda, de 27 años, que salió de su casa rumbo a ese hospital para la revisión a su bebé, Luis Ángel, de apenas un año.

Vino a consulta con su bebé, tiene que traerlo para que lo chequen. Nos avisó en la semana (que iba a venir), como ella tiene sus consultas con los doctores de aquí. Ella se alivió aquí , dice Humberto.

Son más de las 3:00 de la tarde, y para entonces ya se conoce la lista oficial de los más de 73 heridos, entre adultos e infantes, que fueron trasladados a diferentes nosocomios luego de la explosión que provocó la pipa de la empresa Express Nieto en este hospital. En esa lista no aparece Martha ni su bebé.

¿Suena su celular? -le preguntamos. Sí, pero no contesta , responde Humberto mientras aprieta la mano de su nieto para contener su impotencia, tristeza, y miedo de que ella pueda estar entre los escombros.

En el sitio de la tragedia estuvo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien llevó al Ejército y la Marina en el despliegue del plan DN-III de apoyo a la población. El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, desplegó a bomberos, rescatistas, brigadistas de apoyo social y personal de Protección Civil.

En las calles aledañas al hospital es un ir y venir de gente. Un gran despliegue que se puede observar desde la carretera federal México-Toluca, donde apilaron los vehículos destrozados por la explosión, y cualquiera que pase por ahí, sabe que algo pasó .

Alrededor de las 4:29 de la tarde, una grúa saca del hospital la pipa que ocasionó todo. Tardó más de siete horas para que el gas que contenía se consumiera. Afuera todos observan la pipa de la tragedia.

Ya, ya, ya , gritan los rescatistas a los que conducen las máquinas de trascabo. ¿Tan rápido? ¿Se acabó la búsqueda? , alguien se pregunta. Y es que si entran las máquinas, entonces ya concluyó la búsqueda de posibles sobrevivientes entre los escombros. Dos muertos y medio centenar de heridos, concluyó el Gobierno del Distrito Federal.

¿Cómo comenzó todo? -le preguntamos a Pamela, una chica de 28 años que vive frente al hospital.

Yo no olí mucho a gas, no le di mucha importancia , nos dice acerca de la fuga de la pipa antes de la explosión. Luego Pamela salió a las 7:00 de la mañana de su casa, y se dirigió a la avenida para abordar su transporte. En la esquina de Salazar y 16 de septiembre, escuchó el estruendo. Empezó a caer mucha ceniza, y cayó como cimbra de las casas , nos dice Pamela.

Luego, recuerda, comenzó el miedo, la zozobra, la desesperación, porque vio a 10 personas que salieron a pie, con ceniza, y sacaron a tres bebés en brazos .

En la calle Arteaga y Salazar, frente al hospital, el señor Humberto Mendoza, resume: ¿Qué hacemos? No es la primera vez que hay desastres así con las pipas .

EL DATO

Las tragedias en México se vuelven cíclicas porque impera en este país una cultura de la más absoluta impunidad, denunció Daniel Gershenson, activista que ha acompañado el caso del incendio de la Guardería ABC.

Por su parte, Abraham Fraijo, padre de uno de los 49 niños que murieron en el incendio, refirió que en el país continúan existiendo tragedias que pudieron haber sido evitadas -como la explosión en el hospital de Cuajimalpa y el incendio de la Guardería ABC- porque hacen falta servidores públicos que acaten las leyes.(Redacción)

Las explosiones más graves en México

Noviembre de 1984

San Juan Ixhuatepec , planta de almacenamiento y distribución de Pemex, dentro de la zona metropolitana de la ciudad de México. Entre 500 y 600 personas fueron enterradas en fosas comunales y un aproximado de 2,000 resultaron heridos.

Abril de 1992

Las explosiones de Guadalajara, en el barrio céntrico de Analco, afectando también a las colonias Atlas, San Carlos y Las Conchas. En cifras oficiales, las explosiones ocasionaron la muerte de 500 a 700 personas, dejaron casi 800 heridos y 15,000 personas sin hogar.

Junio del 2003

Explosiones de dos ductos, uno de gas natural y otro de gasolina cerca de Ciudad Mendoza, en Veracruz, dejan cinco muertos y 80 heridos.

Diciembre del 2004

La explosión e incendio de la estación de bombeo de Mazumiapan, en Santiago Tuxtla, Veracruz, deja siete heridos y un derrame de 10,000 litros en el río Coatzacoalcos.

Octubre del 2006

Explosión e incendio del buque tanque Quetzalcóatl anclado en la Terminal Marítima de Pajaritos deja ocho muertos, un desaparecido y 14 lesionados.

Octubre del 2007

Fuga de aceite y gas en el pozo Kab 101 de la sonda de Campeche deja 20 muertos y dos desaparecidos.

Septiembre del 2010

Fuga en un compresor de la refinería Cadereyta deja un muerto y dos heridos.

Diciembre del 2011

Explosión de ductos en San Martín Texmelucan deja 30 muertos, 52 heridos, 80 casas afectadas y 329 millones de pesos en daños materiales.

Septiembre del 2012

Mueren 30 personas en explosión de planta de gas en el Centro Receptor de Gas y Condensados en Tamaulipas.

Incendio en la refinería Francisco I. Madero, en Tamaulipas, un fallecido.

Ruptura de ducto en el complejo petroquímico Morelos, un muerto.

Enero del 2013

Explosión en la Torre Ejecutiva Pemex, ubicada en la ciudad de México. El accidente provocó el fallecimiento de 37 personas y 126 lesionados, así como también importantes daños materiales en el edificio.

Mayo del 2013

Un camión cisterna de gas perdió el control y se estrelló con varios vehículos y casas antes de que explotara en la autopista 85 en Ecatepec de Morelos, Estado de México. Al menos 27 personas murieron y más de 30 resultaron heridas.

Agosto del 2014

Una explosión por fuga en un ducto de gas en la población de San Miguel Xoxtla, en el estado de Puebla, provocó el desalojo de al menos 500 empleados que trabajan en una zona industrial cercana.

Septiembre del 2014

Dos personas muertas y cinco heridos, es el saldo de la explosión de gas natural ocurrida en la colonia Infonavit en Nuevo Laredo, Tamaulipas, que destruyó totalmente tres casas y tres carros.

[email protected]