De los 74 periodistas asesinados en el mundo hasta el 10 de diciembre, 9 casos se registran en México, lo que lo coloca como el tercer país más mortífero, por debajo de Siria con 19 y Afganistán con 10, dio a conocer Reporteros sin Fronteras (RSF).

Con nueve periodistas asesinados en el 2016, todos ellos profesionales, México sigue siendo el país más letal de América Latina para el gremio periodístico. También es uno de esos países que, estando teóricamente en paz, figuran entre los más mortíferos para los periodistas , refirió en su balance anual.

A nuestro país le siguen dentro de las naciones más mortíferas para los periodistas, Irak con siete asesinatos y Yemen con cinco casos.

La organización detalló que alrededor de las tres cuartas partes de los periodistas que perdieron la vida este 2016, fueron asesinados deliberadamente a causa de su profesión , por lo que consideró que estas cifras y la evidencia de que la violencia se ejerce de forma deliberada dan cuenta de que las iniciativas internacionales para proteger a los periodistas han fracasado .

En el caso de México, RSF expuso que son principalmente Los Zetas los que hacen reinar el terror en los estados del noroeste y del Golfo de México, además de que las autoridades policiales y judiciales en extremo corruptas, cierran los ojos mientras los cárteles atacan a los periodistas .

En este sentido, ejemplificó con el caso de Pedro Tamayo Rosas, periodista de Veracruz asesinado el pasado 20 de julio a pesar de que estaba bajo la protección del estado por amenazas de muerte que sufrió previamente.

Según su familia, los dos asesinos escaparon tranquilamente mientras que la policía que se encontraba a diez metros de la escena del crimen, no hizo nada para detenerlos , indicó el reporte.

Otro caso del que da cuenta el informe es de la reportera Anabel Flores Salazar, asesinada en febrero en Veracruz. La periodista que cubría crimen organizado fue secuestrada y su cuerpo localizado al día siguiente en una carretera de Puebla.

RSF refirió que de los 74 periodistas asesinados este 2016, 57 de ellos lo hacían de manera profesional, nueve eran periodistas-ciudadanos y ocho colaboraban con medios de comunicación.

Del total de los periodistas fallecidos 7% (cinco casos) correspondió a mujeres.