Aunque causó polémica la petición del presdiente Felipe Calderón, el gobierno de México seguirá insistiendo en que se legisle el tema de las armas de asalto en Estados Unidos, advirtió el embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhan.

El presidente Obama en el pasado ha subrayado su imposibilidad en este momento y en esta coyuntura politica para proceder con la instalación de la prohibición para la venta de armas de fuego, no es la primera vez que lo dice, pero no por ello el gobierno mexicano dejará de subrayar la importancia que esta medida podría tener para dramaticamente revertira la posibilidad de que la delincuencia organizada en México pueda acceder a armas de alto poder .

Al participar en una conferencia magistral en Estados Unidos, la cual fue transmitida por internet, el diplomático agregó que hay una correlacion directa en entre el momento que expiró la prohibición en el 2004 y el creciente número de armas aseguradas al crimen organizado que son automáticas en territorio mexicano.

apr