México presenta retos importantes en materia de corrupción, cumplimiento de la justicia y garantía de derechos fundamentales.

En 2021 obtuvo una puntuación de 0.43 en una escala del 0 a 1, donde entre más cerca del 0 significa un menor apego el Estado de Derecho, de acuerdo con el ranking elaborado por la organización World Justice Project.

Esto lo colocó en la posición número de 113 de 139 países analizados, siendo uno de los peores de la región de América Latina y de otros grupos a los que pertenece como el G20 y la OCDE.

Los países nórdicos ocuparon las primeras posiciones, Dinamarca y Noruega con 0.90 puntos y Finlandia con 0.88 puntos.

En contraparte, Venezuela ocupó la última posición con apenas 0.27 puntos, convirtiéndose en el país en donde menos se cumple el Estado de Derecho.