El candidato del Partido Humanista a la Jefatura del Gobierno de la Ciudad de México, Marco Rascón, propuso en su arranque de campaña revisar el proyecto del nuevo aeropuerto ubicado en Texcoco, reducir la jornada laboral de ocho a seis horas y despenalizar el uso de la mariguana y otras drogas.

También propuso dar trato prioritario a los delitos de alto impacto que lastiman a las familias y su patrimonio, así como la elección, por colonia, de un juez Cívico y de Gestión Comunitaria; se pronunció por derogar la Ley de Participación Ciudadana, que se ha convertido en un instrumento de manipulación partidaria que divide a los vecinos.

El candidato a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México se comprometió a trabajar por una cultura política que reivindique una ciudad de iguales, que promueva la cultura y la educación, un salario justo, la defensa del valor del trabajo y las libertades y derechos de todas y todos.