El presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó a la Guardia Nacional (GN) el retiro de personas que mantienen tomadas desde hace meses algunas casetas en Nayarit. La GN indicó que privilegiará el diálogo, y sólo actuará por indicación de alguna autoridad, o “conforme a las autoridades ministeriales determinen”.

En su conferencia matutina, el presidente López Obrador informó que su gobierno ha evitado pérdidas hasta por 7,000 millones de pesos con la aplicación del operativo “Caseta Segura” para evitar tomas de instalaciones.

“Desde que llegamos se está atendiendo para impedir que se tomen las casetas porque ya se había convertido en una proscrita tolerada en todos lados. No había causa de fondo, ya era sacar dinero y se está ahora evitando”, dijo el Ejecutivo.

Indicó que en las casetas de Tlalpan y Tepoztlán se han evitado pérdidas por 4,656 millones de pesos; en las casetas de Baja California y Palmillas 2,281 millones de pesos; y en la de Sonora 82 millones de pesos.

Advirtió a manifestantes de Nayarit que mantienen tomada la autopista de Tepic-Mazatlán que entrará la Guardia Nacional para liberarla esta semana.

El Economista consultó a la Guardia Nacional para conocer la fecha y tipo de operativo que aplicará para el retiro.

“No es un operativo específico, la GN está en apoyo y se actúa conforme a las autoridades ministeriales determinen y siempre se privilegiará el diálogo. La Guardia Nacional está en apoyo y a petición de las autoridades correspondientes y siempre se privilegiará el diálogo. Se reitera el llamado en atender las peticiones y resolver por la vía del diálogo como siempre se actúa, los involucrados sí tienen que presentarse a denunciar”, respondió la vocería de la Guardia.

En entrevista, el director general de la Asociación de Concesionarios de Infraestructura Vial AC, Marco Antonio Frías Galván, dijo que desde el 2018 a la fecha esa organización ha presentado más de 1,500 denuncias penales por tomas de casetas.

Indicó que actualmente en Nayarit se presentan 11 tomas permanentes en distintas casetas, y otras 25 tomas itinerantes en Sonora, Jalisco, Michoacán, Estado de México, Morelos, Guerrero, así como en la caseta de Tlalpan. Expuso que las pérdidas económicas de este año por dichos bloqueos ya superan los 3,000 millones de pesos que se registraron en el 2019.

Frías Galván dijo confiar en que el presidente López Obrador cumplirá su compromiso de hacer prevalecer el Estado de derecho y retirar a los manifestantes en Nayarit, y otras partes del país donde curre este fenómeno.

“Es muy importante lo que señaló el presidente. No es la primera vez que se refiere al tema; incluso hace algunas semanas en Nayarit lo equiparó al huachicol, lo cual es una afirmación muy atinada, porque representa un costo muy importante para el erario, más allá que la naturaleza de las concesiones, sea pública o privada”.

El líder empresarial expuso que tienen coordinación con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, con la cual también elaboran en conjunto un protocolo de prevención para evitar la toma de las casetas.

“Es claro que existe un incentivo muy perverso que es el de la impunidad. En la medida que no haya castigo a quienes toman casetas con base en lo que marca la ley, el incentivo va a seguir. También es claro que esta misma impunidad ha llevado a la creación de grupos que se dedican exclusivamente al bloqueo, y que han encontrado una fuente de negocios ilegal importante. Y la emergencia sanitaria ha sido un marco propicio para justificar estas tomas; en más del 90% de estas tomas participan grupos que son creados exprofeso para el boteo, no tienen peticiones”.

Llama a que con la CNTE en Michoacán haya diálogo

El presidente López Obrador se pronunció por el diálogo y no represión contra los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), a quienes ha recibido en varias ocasiones en Palacio Nacional y mantienen tomadas vías férreas en Michoacán en demanda del pago de prestaciones.

“Es lo mismo, que todos despertemos bien, que haya diálogo, nosotros no vamos a reprimir y que no se dejen manipular, que sean causas justas por las que se proteste.

“¿Nosotros por qué protestábamos? Porque nos hacían fraude o en defensa de la justicia; pero no protestar para sacar dinero, negociar, le llamaban, líderes corruptos, líderes nylon”, afirmó el mandatario federal.

En tanto, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, pidió el apoyo del presidente para “cumplir el compromiso que le hizo a nuestro estado para garantizar todos los pagos pendientes a las maestras y maestros. Le pido que no deje solo a Michoacán y me sumo al llamado que le hizo a la CNTE”.

politica@eleconomista.mx