En una inédita sesión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), cinco magistrados aprobaron la remoción de José Luis Vargas Valdez como presidente de la Sala Superior, y nombraron en el cargo al magistrado Reyes Rodríguez Mondragón.

En calidad de magistrada decana, Janine Otálora convocó ayer a una diferente sesión, luego de que Vargas Valdez había declarado un receso, el cual se negó a retomar, tras una solicitud del magistrado Felipe de la Mata para hacer una evaluación de la presidencia de Vargas.

A la sesión virtual acudieron los magistrados Felipe de la Mata Pizaña; Indalfer Infante; Reyes Rodríguez y Felipe Fuentes Barrera. No se presentaron José Luis Vargas y Mónica Soto.

Con el apoyo de los otros magistrados, Janine Otálora nombró a Rodrigo Sánchez García como nuevo secretario general de acuerdos, además de nombrar a María Celia López Dávila como subsecretaria general de acuerdos.

Remoción

En sesión, Felipe de la Mata Pizaña pidió la remoción de Vargas como presidente del TEPJF, y el nombramiento de Reyes Rodríguez como nuevo titular por cuatro años, que correspondía al de Vargas. El acuerdo fue aprobado por los cinco magistrados presentes.

Felipe Fuentes Barrera argumentó que la mayoría de los magistrados habían intentado un diálogo con Vargas Valdez para que corrigiera conductas que afectaban la imagen institucional del órgano jurisdiccional.

Enumeró que en abril pasado, de manera unilateral, difirió una sesión para abordar la legalidad de las candidaturas de Morena por las gubernaturas de Guerrero y Michoacán, además de que solicitó ilegalmente que los magistrados revelaran previamente el sentido de sus votos. Mencionó que también resultó en una afectación a la imagen del tribunal, que el magistrado José Luis Vargas sea investigado por la Fiscalía General de la República por enriquecimiento ilícito.

Por su parte, el magistrado Vargas Valdez desconoció su destitución como presidente de la Sala Superior del TEPJF, y acusó a la magistrada Janine Otálora de usurpación de funciones por convocar a una sesión alterna.

Vargas Valdez consideró la sesión en la que se le destituyó como presidente del tribunal “es nula de pleno derecho”.

A su vez, convocó a sus pares a una sesión privada hoy 5 de agosto, al tiempo que dijo que su presidencia termina en noviembre del 2023. Por último, en entrevista radiofónica, afirmó que presentará una controversia constitucional ante la Suprema Corte.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg