La mañana del Día de las Madres, mujeres, activistas y simpatizantes de todos los estados de la República Mexicana urgieron a no cesar en la lucha por la búsqueda de sus hijos desaparecidos ni por la justicia de aquéllos que han sido asesinados.

Manifestantes de la V Marcha de la Dignidad Nacional se movilizaron del Monumento a la Madre al Ángel de Independencia, en la Ciudad de México, para demandar a las autoridades la búsqueda de los miles de desaparecidos que registra el país.

Ya asentadas en el Monumento a la Independencia, ubicado en la avenida Reforma, las madres exigieron un marco legal adecuado en materia de desaparición forzada.

En este acto conmemorativo, participaron también familiares y madres de migrantes extranjeros desaparecidos, en particular aquellas que venían de El Salvador, Guatemala y Honduras, quienes expusieron los nombres y fotografías de sus desaparecidos.

La movilización convocada por diversos colectivos de mujeres inició al filo de las 10:00 de la mañana y culminó cerca de la 1:00 de la tarde, con el posicionamiento de casi dos decenas de mujeres, quienes en su mayoría vestidas de playera blanca, reclamaron al gobierno falta de voluntad política para atender este problema.

Solicitaron asimismo asistencia internacional como la de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea, para atender esta crisis humanitaria , cuyas cifras, estimaron, podrían alcanzar los 50,000 desaparecidos. De acuerdo con cifras oficiales, el número alcanza más de 26,000 personas no localizadas.

Este 10 de mayo, miles de madres en México no tienen nada que celebrar. Ese día les recordará la ausencia de un hijo o hija que no han encontrado , lamentaron organizaciones como el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Cedehm), con sede en Chihuahua.