El gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, trabaja para resolver las necesidades de las mujeres y lo importante es ver los hechos, ver que tenemos un gabinete paritario, con políticas públicas que se están implementando en todos los ámbitos, afirmó Nadine Gasman Zylbermann.

En entrevista, la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) aseguró que este gobierno tiene una actitud de dialogo y de escucha activa con las mujeres.

—El 8 de marzo se conmemorará el día internacional de la mujer. ¿Cuál es la reflexión que se puede hacer desde el gobierno sobre lo hecho hasta ahora para atender las demandas de las mujeres y sobre el trabajo que hace falta por hacer? 

En el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), que somos el órgano rector para la política de igualdad entre mujeres y hombres, trabajamos de manera muy coordinada con diferentes organizaciones de la sociedad civil, feministas, con los colectivos en su diversidad.

La actitud y la forma de trabajo y del gobierno de México, es una forma de escucha, de diálogo, de intercambio, porque, al final de cuentas tenemos los mismos objetivos.

Estamos trabajando para cerrar las brechas de desigualdad entre mujeres y hombres para poner en el centro, las necesidades de las mujeres y crear oportunidades para todos.

Nos parece que las organizaciones de mujeres, las colectivas, aportan puntos de vista que son  extremadamente importantes.

Empezamos escuchándolas para desarrollar el programa  Proigualdad 2020-2024 y seguimos en un dialogo continuo con ellas.

—Parece que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, no ha logrado tener un buen dialogo con los movimientos feministas que se han manifestado en los últimos dos años. ¿Por qué ocurre eso?

Nosotros, en el gobierno, estamos trabajando para resolver las necesidades de las mujeres. Creo que es muy  importante ver los hechos, ver que tenemos un gabinete paritario con mujeres que están en la Secretaría de Gobernación, Economía, Energía, Seguridad y si uno ve las políticas públicas, las propuestas que se están haciendo en todos los ámbitos son propuestas que, finalmente dialogan con los diferentes feminismos, pero, sobre todo, se concentran en resolver las necesidades de las mujeres que están en situación de mayor vulnerabilidad que es el objetivo del gobierno de México.

—¿Qué tan importante sería que el presidente aportara la potencia que tiene en su narrativa, si logra conciliar con las mujeres?

Es una administración que trabaja por las mujeres todos los días.  Que tiene una actitud de dialogo, de escucha activa.

A mí me parece que lo importante son los hechos. 

En los hechos estamos trabajando, estamos produciendo, estamos desarrollando políticas públicas, eso es lo que cuenta.

—¿Cómo han observado las manifestaciones de mujeres de estos últimos meses?, ¿cómo observa el hecho de que se tengan que resguardar los edificios públicos y monumentos históricos a unas horas de que salgan las mujeres a manifestarse?

Nosotros esperamos que este 8 de marzo y todo el mes de marzo, las demandas de las mujeres se escuchen por toda la sociedad y se pueda visibilizar los rezagos que todavía tenemos; que se pueda influir al oír estas voces que son diversas y que claman por igualdad, por no violencia.

La verdad es que el gobierno está comprometido con la libre expresión y manifestación. Lo que se está haciendo es lograr seguridad.

La idea es que no haya represión que pueda haber una manifestación donde  las mujeres que participen y los hombres, estén seguros.

—Generalmente destaca la narrativa. ¿Realmente estamos ante grupos de mujeres manipuladas por los adversarios del presidente?

Tenemos de todo. A nosotros nos parece que las manifestaciones de todas las mujeres son genuinas, importantes, que tenemos que escuchar la voz de todas las mujeres, porque hay una gran diversidad, tanto de movimientos, como de posicionamientos y todos son posicionamientos que hay que escuchar.

—¿Qué tanto hemos avanzado en identificar los problemas que afectan a las mujeres y en actuar para resolverlos? 

Realmente mucho. Nosotros en 2019 recorrimos el país, hablamos  con las dependencias del gobierno y, a partir de  eso, se diseñó el Proigualdad 2020-2024, que tiene seis objetivos muy claros que recogen las necesidades de las mujeres, 37 estrategias y 267 acciones muy específicas, que son acciones que están comprometidas por cada una de las dependencias de la administración pública federal.

Esa es nuestra hoja de ruta, eso se está implementando.

Te puedo contar, por ejemplo, que hoy se cumplió con una de esas acciones que son importantes que es que la Secretaría de Educación Pública, con la ANUIES y el Inmujeres firmamos un compromiso de implementar directrices para desarrollar modelos de prevención y sanción al hostigamiento y acoso sexual en la educación superior.

—Una de las agendas que mas preocupa son los delitos que se cometen contra las mujeres. ¿Este gobierno a qué se podría comprometer en este trabajo de generar condiciones para que las mujeres estén seguras?

El tema de la prevención, la sanción y la erradicación de la violencia contra las mujeres es uno de los temas centrales de este gobierno

Es tan importante  que,  desde el inicio de gobierno la Secretaría de Gobernación lo ha puesto como uno de los objetivos principales.  Ha convocado a un grupo interinstitucional para fortalecer el modelo del Sistema Nacional de Prevención y Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres con acciones de las diferentes instancias del gobierno.

Hemos avanzado  aun en la pandemia, hemos cerrado filas para que los servicios que habría que fortalecer estén identificados como esenciales, y tenemos una ruta de fortalecimiento y homologación de modelos de trabajo.

Tenemos mesas de acceso a la justicia, donde se está discutiendo con las fiscalías y las autoridades de impartición de justicia, cuáles son las barreras que las mujeres tienen al acceso y se está dando seguimiento a casos  específicos.

Estamos trabajando para ir fortaleciendo las capacidades del Estado.

—Generalmente se exige al gobierno que haga su trabajo para que se solucionen los problemas que afectan a las mujeres, pero ¿qué tanto la sociedad y, particularmente los hombres, están haciendo la parte que les toca?

Nosotros hemos estado haciendo un llamado a los hombres a reflexionar sobre su papel y el tipo de masculinidades.

Estamos haciendo este trabajo de conciencia en lo público, en las políticas, en la educación para realmente  tener esa gran transformación que es la que nos  va a llevar a realmente tener igualdad.

diego.badillo@eleconomista.mx