El 24 de febrero del 2010, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió restituir como regidora del Partido Convergencia -hoy Movimiento Ciudadano (MC)- a Ana Rodríguez Chávez, quien fue separada del cargo de manera ilegal y arbitraria por el priísta Marco Antonio Calzada Arroyo, entonces presidente municipal de Tultitlán, Estado de México, y hoy diputado federal.

Así lo precisó Ricardo Mejía Berdeja, diputado federal de Movimiento Ciudadano, quien la víspera y desde la tribuna de la Cámara de Diputados, al fijar la posición de su partido durante la discusión del informe de la Comisión Especial de Seguimiento al Uso de Recursos Federales Destinados a la Línea 12 del Metro de la ciudad de México, por el que se incrimina a Marcelo Ebrard, como presunto responsable de las irregularidades cometidas durante la construcción de la obra, afirmó que el priísta Calzada Arroyo, presidente de la Comisión, actúa por consigna como cuando manejaba el cabildo de Tultitlán, donde destituía regidores y los tribunales le ordenaban que no cometiera esas arbitrariedades .

Sobre la acusación que hizo en el sentido de que el ex alcalde también fue denunciado por tomas clandestinas cuando era dirigente partidista , explicó que en el 2003 Calzada Arroyo fue demandado por el alcalde del referido municipio, Juan Antonio Preciado Muñoz, por realizar tomas clandestinas de agua potable , en la red perteneciente a APAST (Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Tultitlán).

En ese año, abundó Mejía, Marco Antonio Calzada Arroyo se desempeñaba como secretario de Acción Electoral del PRI en el municipio de Tultitlán.

Entrevistado vía telefónica, Calzada Arroyo afirmó que las declaraciones de Mejía Berdeja demuestran que cuando se acaban los argumentos empiezan las descalificaciones personales.

Sobre el caso de la destitución de la regidora, que se le atribuye, respondió: Fue una situación que pasó en el cabildo, entre una diputada suplente y una propietaria de su partido -en referencia a Convergencia, el partido de Mejía Berdeja, MC-, que estaban ahí peleando. Pero al final de cuentas eso lo dirimen los jueces y uno obedece .

Y respecto de la acusación de llevar a cabo tomas clandestinas de agua, simplemente comentó: Que lo demuestre, que demuestre sus dichos. Para nada. Eso ya es meterse de manera personal. No tiene que ver nada con el caso (de la Línea 12 del Metro), con todo respeto. Eso demuestra que no tienen argumentos. En todo caso, que presente la denuncia correspondiente. No hay ningún problema .

Finalmente, Mejía Berdeja comentó que no puede proceder legalmente porque se trata de asuntos juzgados y resueltos, y que los mencionó en la tribuna sólo para exhibir al priísta como el tramposo y marrullero que es.

[email protected]