León, Gto. Cristian Roberto Morales Fuhrimann, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en México, llamó al gobierno federal a avanzar en la cobertura de la vacunación contra el Covid-19 en los menores de edad.

En entrevista para El Economista en el marco del Congreso Internacional para la Prevención de Adicciones Planet Youth, llevado a cabo en el estado de Guanajuato, el representante de la OPS/OMS, indicó que si bien el programa de vacunación en nuestro país ha sido bien encaminado al contar con un abasto importante de vacunas, este proceso tiene que incluir a todos los sectores de la población, incluidos menores de edad.

“Tiene que ir encaminado (…) según la disponibilidad de vacunas, a los grupos de riesgo (…) por supuesto que en la medida en que esos grupos ya van siendo vacunados completamente, con su esquema de dos dosis, se puede pasar a otros grupos en la medida en la que haya evidencia científica disponible que lo respalde”, subrayó.

Morales Fuhrimann añadió que se apoya “la campaña de vacunación universal, México es uno de los países que tiene la suerte de tener un abasto de vacunas suficiente para toda su población y hay que seguir avanzado en este sentido”.

Tercera dosis

Cuestionado sobre la efectividad de aplicar una tercera dosis a grupos vulnerables para prevenir contagios de Covid-19, el representante de la organizaciones multilaterales comentó que a nivel internacional aún “se está recabando información científica al respecto y esperamos tener conclusiones pronto”.

Aunque, agregó, “sin lugar a duda es una de las alternativas que se está vislumbrando, no sólo en México”, sino en diferentes países y en particular, para las personas vulnerables de salud y de la tercera edad.

Cabe mencionar que el gobierno de México confirmó en la víspera la aplicación de una tercera dosis de la vacuna contra Covid-19 para adultos mayores y maestros, como medida de contención de la variante Ómicron.

En ese contexto, Morales Fuhrimann indicó que México cuenta con las vacunas suficientes, al tiempo que mencionó que nuestro país “tiene la suerte” de tener un abasto suficiente de vacunas.

Propagación de Ómicron, inevitable

El representante de la OPS advirtió que el cierre de fronteras no es una medida que pueda evitar la introducción de ningún tipo de variante de coronavirus. “No es para evitar algo que no es evitable”. 

El representante de la OMS/OPS también reconoció que existe una preocupación internacional de la nueva variante debido a que puede ser más infecciosa o más virulenta, aunque, dijo, hay que informar de qué se trata esta enfermedad, no entrar en pánico.

“Algo que no debemos hacer (...) es cerrar fronteras sin evidencia científica de que esto sirve.

“A nuestro entender ningún país que haya cerrado fronteras ha evitado la llegada de una variante, entonces es solamente una medida que finalmente no permite controlar el objetivo principal y afecta y tiene afectaciones económicas a nivel social muy importantes. Esta variante es de preocupación, no de pánico”, sostuvo.

Por otro lado, también señaló que por la llegada de Ómicron, se les está pidiendo a los países que intensifiquen la vigilancia genómica, con México como una de las naciones que ha reportado decenas de miles de secuenciaciones, gracias a que “tiene uno de los sistemas de vigilancia epidemiológica más fuertes del continente y estamos seguros que si los demás países como México colaboran, vamos a estar en capacidad de definir el potencial de preocupación, de manera más específica para Ómicron en las próximas dos o tres semanas”. 

En este contexto, el experto de la OMS añadió que la vigilancia epidemiológica de México es una de las mejores, a nivel de países como Brasil, Argentina, Chile, EU y Canadá.

maritza.perez@eleconomista.mx