La explosión del jueves en la Torre de Pemex, donde murieron al menos 33 personas, demuestra que ninguna persona o empresa está exenta de accidentes. Sin la correcta planeación, prevención y herramientas para hacer frente a eventualidades, una compañía podría perder su patrimonio, ir a la quiebra o, en el peor de los casos, poner en riesgo vidas humanas, afirmaron expertos.

Accidentes de gran envergadura presentan retos de gestión para los empresarios y para los responsables de la seguridad en los edificios corporativos.

Al año invertimos un millón y medio de pesos en actualizar y empujar todas las acciones de seguridad y protección civil , dijo Felipe Flores, director de Operación de la Torre Mayor, un edificio de 55 pisos que alberga a 43 empresas y 9,000 empleados.

Cada empresa tiene en promedio 10 brigadistas; hay algunas que tienen más por su tamaño y de acuerdo al último censo existen alrededor 580 brigadistas , dijo Flores, responsable de la seguridad de la torre de 225 metros de altura.

Los brigadistas, explicó, son personas con la función de ayudar a sus compañeros, ponerlos a salvo y ponerse a salvo y lejos de la emergencia. La emergencia la manejarán los cuerpos capacitados para ello , afirmó.

La Torre Latinoamericana, en el centro de la ciudad, es otro ejemplo de logística y prevención. En la torre se hace mantenimiento preventivo de todos los sistemas de seguridad y operación. Las prioridades en el edificio son: seguridad, funcionamiento y apariencia , contó Víctor Hugo Ariceaga, coordinador de Protección Civil del edificio de 140 metros de altura, 44 pisos e inaugurado en 1956.

En hora pico, la Torre Latinoamericana alberga hasta 2,300 personas.

Diariamente realizamos mantenimiento en el edificio e independientemente de ello se hacen mantenimientos semestrales, cuatrimestrales, etcétera, dependiendo de los equipos , añadió Ariceaga.

Tanto Flores como Ariceaga coinciden que un evento, como fue la explosión en la Torre de Pemex, debe servir para trabajar en medidas preventivas ante diversos escenarios, tomar conciencia, actualizar y profesionalizar las actividades que permitan reducir el margen de estas situaciones.

GESTIÓN CORPORATIVA

En la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC) consideran obligado tener planes para recuperar información de centros de cómputo y estrategias de recuperación de un negocio.

Se debe realizar un análisis y una valoración de riesgos, determinar el impacto de una eventualidad en el negocio y saber qué información es primordial para que la compañía pueda seguir adelante, dijeron Enrique Bertran, socio de PwC, y Carlos Mendoza Ayala, director de consultoría de la firma.

[email protected]