El Partido Acción Nacional concentra la mayor parte de su militancia en ocho estados (Veracruz, Jalisco, Estado de México, Michoacán, DF, Puebla, San Luis Potosí y Oaxaca); sin embargo, de esta estructura no se vio la operación para que su abanderada consiguiera la votación más alta el 1 de julio.

La lista nominal en estas entidades -en su conjunto- alcanza 39 millones 626,263 ciudadanos, pero Josefina Vázquez Mota sólo alcanzó 12 millones 786,647 votos en total y los porcentajes más altos estuvieron en Tamaulipas, Nuevo León -con gobiernos priístas- y Guanajuato.

De acuerdo con los últimos reportes, el PAN tiene un padrón de 1 millón 759,534 militantes, 298,076 miembros activos y 1 millón 461,458 adherentes repartidos en los estados antes mencionados.

Con excepción de Guanajuato, en las entidades donde el PAN gobierna (Baja California, Baja California Sur, Morelos, Sonora y Jalisco) tampoco se alcanzó récord de votación.

Antes de la jornada, el coordinador de campaña en Jalisco, Diego Monraz, aseguró que la entidad ofrecería 1.5 millones de votos para Vázquez Mota. El resultado final fue de 1.1 millones de sufragios.

Según la valoración interna, el panismo está consciente de que debe acercarse más a la ciudadanía. El líder nacional, Gustavo Madero, advirtió que el 1 de julio se dio una votación cerrada y debemos de redoblar el esfuerzo para demostrarle a la ciudadanía que triunfaremos, porque somos el mejor partido que tienen los mexicanos para construir un mejor futuro .

La dirigencia nacional del partido definió que se requiere una profunda revisión que incluya procesos de afiliación, elección de candidatos y dirigentes, comunicación y trabajo con los ciudadanos.

Los panistas responderemos a la confianza de los más de 13 millones de mexicanos que votaron por nuestras propuestas y candidatos, defendiendo sus intereses y atendiendo sus necesidades. Sabemos que siempre que estemos cerca de los ciudadanos estaremos del lado de México , indica el partido.

jreyes@eleconomista.com.mx