Reporteros Sin Fronteras (RSF) entregará en París este miércoles una carta abierta al presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, para pedir justicia en más de 100 casos de periodistas muertos o desaparecidos, anunció este martes la representación mexicana de esa organización.

El documento será entregado a Peña Nieto, que asumirá el 1 de diciembre, en la sede de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) donde el jefe de Estado electo dictará una conferencia sobre México "y su rol en el cambio en un mundo internacional".

RSF subraya en el texto la necesidad de respetar las "garantías constitucionales" para que los "periodistas, así como los blogueros, defensores de los derechos humanos, actores de la sociedad civil y activistas que pugnan por la transparencia electoral puedan ejercer el derecho a la libertad de informar e interpelar a las autoridades sin temer ser reprimidos o asesinados".

"La tragedia mexicana se salda con la muerte de más de 60,000 de sus conciudadanos, atrapados entre el fuego cruzado de los cárteles y de los poderes públicos, en los que con gran frecuencia se ha infiltrado el crimen organizado. Entre estas víctimas se encuentran más de 100 periodistas asesinados o desaparecidos en la última década", agrega el documento.

Según RSF, en México hay "una tendencia a la negación" por parte de las autoridades cuando se trata de investigar los asesinatos y secuestros de periodistas.

El caso más reciente es el de Ramón Abel López Aguilar, director del portal de noticias Tijuana Informativo, en el noroeste del país, asesinado el lunes en la madrugada. El homicidio fue relacionado por las autoridades locales con un asunto familiar.

"¿Qué elementos deberían excluir a priori la pista profesional? Pues Tijuana Informativo acababa de publicar información sobre el tráfico de droga y el crimen organizado en la región", cuestiona la carta.

De acuerdo con cifras de la estatal Comisión Nacional de Derechos Humanos difundidas en agosto pasado, desde 2000 han sido asesinados 82 periodistas y 15 comunicadores han desaparecido.

mac