Si bien en México dependencias encargadas de la seguridad pública como el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tienen registros sobre las acciones realizadas bajo la Iniciativa Mérida, no tienen evaluaciones sobre las mejoras o avances de las mismas.

El Secretariado indicó a El Economista en la solicitud de información con folio: 2210300023219, que en el marco de la Iniciativa Mérida se ha capacitado a policías y personal de las fiscalías y procuradurías de los estados, así como a peritos.

Por ejemplo, se capacitó a 1,077 policías estatales en habilidades básicas entre el 2015 y el 2018, además de que se recibió la donación por parte de Estados Unidos de 55 simuladores de tiro para capacitación de policías entre agosto del 2016 y julio del 2018, entre otras capacitaciones y donaciones.

Sin embargo, ante el cuestionamiento sobre los avances que se han tenido, el Secretariado instó a solicitar información a la cancillería.

Por su parte, la Sedena indicó como respuesta a la solicitud con folio: 0000700068919, que en el marco del Plan Mérida se han entregado por parte del gobierno de Estados Unidos 616 equipos de visión nocturna, cinco vehículos inspección no intrusiva ZBV, así como seis equipos de inspección de contrabando, en el 2015.

Además de ocho helicópteros Bell entre el 2009 y el 2010, entre otros equipos. Sin embargo, ante el mismo cuestionamiento sobre los avances que se han tenido, instó a solicitar la información a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En contraparte, la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda apuntó en respuesta a la solicitud: 0000600091319 que ha recibido “donaciones de bienes y servicios” del gobierno estadounidense para la prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, entre el 2010 y el 2018, por más de 24 millones de dólares.

A diferencia de las otras dependencias, la Unidad de Inteligencia refirió que las donaciones recibidas han ayudado a “eficientar procesos de análisis (...) de la información con la finalidad de aumentar el número de denuncias y los reportes de inteligencia”.

A su vez, la SRE informó que el gobierno estadounidense ha proporcionado “equipos, tecnologías y capacitación por más de 1,900 millones de dólares desde 2009”, como respuesta directa al cuestionamiento sobre cuáles han sido los avances de la Iniciativa Mérida.

Estos recursos, agregó, “son manejados directamente por la Sección de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley de la Embajada de Estados Unidos en México; estos apoyos están sujetos a diversos mecanismos de control y auditoría de los poderes Ejecutivo y Legislativo de Estados Unidos”.

La cantidad económica difiere en mucho de los registros del Congreso de Estados Unidos.

De acuerdo con el informe “México: antecedentes en las relaciones con Estados Unidos” (“México: Back- ground and US Relations”) generado por el Servicio de Investigación del Congreso de EU el pasado 2 de mayo de este año, bajo la Iniciativa Mérida se han entregado, entre el 2008 y hasta este 2019, unos 3,021 millones 800,000 dólares.

“No hay rendición de cuentas, no hay seguimiento, ese fue el gran cuestionamiento en 2010, cuando el Congreso de Estados Unidos, dos años después, solicita por parte de México que también haya transparencia en este seguimiento y fue lo que limitó y puso en alto (detuvo) la emisión de recursos en ese momento”, afirmó Jesús Gallegos, investigador de la UNAM especializado en relaciones entre México y Estados Unidos.

En tanto, de acuerdo con el informe “México: antecedentes en las relaciones con Estados Unidos”, la Iniciativa Mérida se encuentra en posibilidades de desaparecer con la administración de Andrés Manuel López Obrador, además de que se recomienda solicitar un informe sobre cómo ha ayudado este plan a combatir el tráfico de drogas a EU.

“El futuro de la Iniciativa Mérida no está claro. Algunos observadores predicen que López Obrador puede tratar de enfatizar las iniciativas anticorrupción, las inversiones sociales de jóvenes en riesgo, los derechos humanos y la reforma de la política de drogas como lo hizo durante su campaña presidencial”, apuntó el informe entregado por el Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos.

Dichas suposiciones fueron confirmadas este martes en la conferencia matutina de López Obrador, quien afirmó que se buscará cambiar el enfoque de la Iniciativa Mérida a uno  que privilegie el desarrollo social y económico en México.