El Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Distrito Federal (InfoDF) pidió al Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro las propuestas económicas para el arrendamiento de trenes que presentaron todas las empresas que participaron en la Línea 12.

La orden derivó de una solicitud de información pública, hecha por un particular al cual se le tiene que dar la versión pública del expediente.

Como respuesta, el Metro señaló que las propuestas entregadas por las empresas relacionadas con el sondeo de mercado para la prestación del servicio a largo plazo para poner a disposición del STC un lote de trenes de rodadura férrea en la Línea 12 del Metro de la ciudad, era información confidencial por lo que no procedía su entrega.

NOTICIA: Dan fecha para reapertura del último tramo de Línea 12

Ante ello, Luis Fernando Sánchez Nava, comisionado ciudadano del InfoDF manifestó que la rendición de cuentas era una obligación para todas las autoridades, lo que implicaba el deber de informar detalladamente y de responsabilizarse por las acciones que desempeñaban.

Una vez analizado el asunto, el pleno del instituto determinó modificar la respuesta impugnada, a efecto de que el ente obligado cambiara la clasificación de la información solicitada, entregando en una versión testada, la que tuviera el carácter de pública.

Sánchez Nava hizo hincapié en que la rendición de cuentas servía a la sociedad para que se pudiera verificar el cumplimiento de las instituciones públicas.

NOTICIA: Entregan estaciones rehabilitadas de la Línea 12

"Coayuvando con los ciudadanos para que exijan resultados a las entidades gubernamentales sobre el destino y uso del dinero público, consolidando así la cultura de la transparencia en el Distrito Federal", agregó.

mfh