La Procuraduría General de Justicia del Estado de México investiga a la persona que iba a ser notificada de requerimiento por parte de Hugo Arochi Roa y Saúl Ortega Montiel, dos trabajadores del Servicio de Administración Tributaria (SAT) desaparecidos el sábado pasado.

Así lo reveló el jefe del SAT, Aristóteles Núñez, quien dijo que los dos funcionarios desaparecidos asistirían a notificar a una persona en una feria que se realizaba en Tlatlaya, Estado de México.

(Acudieron) a hacer una notificación de una orden de verificación en un evento de comercio exterior a una persona física que, en su momento, le había sido detenido su vehículo procedente de origen extranjero en virtud de que se habían presentado algunas irregularidades y que están siendo sujetas a una averiguación previa , refirió el titular del SAT, aunque dijo no poder brindar mayor información por la secrecía del caso.

Mencionó que las autoridades judiciales del Estado de México cuentan con fotografías en que (los funcionarios del SAT que viajaban en un vehículo oficial) cargaron gasolina en la ciudad de Toluca. También tuvieron paso carretero en Temascaltepec y Tejupilco. Hasta ahí no tenemos más información .

Cabe destacar que las autoridades tienen identificado al municipio de Tlatlaya como zona de influencia del grupo delictivo La Familia Michoacana, que opera en la región secuestros y extorsiones.

jmonroy@eleconomista.com.mx