El Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, destacó que el apoyo a la agricultura familiar es clave para acabar con el hambre y la pobreza.

Tras visitar la comunidad de San Rafael, en el municipio de Contepec, Michoacán, en el marco de la 34 Conferencia Regional de éste organismo internacional, Graziano detalló que en esta zona se han invertido 1.25 millones de pesos del 2012 al 2015, a través de proyectos de huertos de traspatio, gallineros, corrales para el manejo de ovinos, módulos de incubación avícola, fondos comunitarios para el ahorro, así como con equipamiento de sembradoras neumáticas, desgranadoras y silos para el almacenamiento de grano, con lo que se ha beneficiado a 58 familias.

Según el director general de la FAO, todo indica que el Proyecto Estratégico para la Seguridad Alimentaria (PESA) está logrando resultados y se encuentra ahora mejor alineado para contribuir con la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Destacó la importancia de los apoyos productivos que brinda Sagarpa a través de PESA y otros programas, pues explicó- ofrecen oportunidades a las mismas familias que están en el padrón único de Sedesol.

Ello, abundó, ayuda a que estas mismas familias puedan recibir apoyos para obtener la seguridad jurídica de su propiedad, tener una vivienda digna a través de Sedatu u optar por incentivos para hacer un manejo sostenible de los recursos naturales de Semarnat.

[email protected]