Otros tres ciudadanos guatemaltecos fueron identificados entre las víctimas de la masacre de presuntos migrantes cometida en enero en el norte de México, informó el viernes la fiscalía local, caso por el que han sido arrestados 12 policías.

La fiscalía del estado Tamaulipas, donde hace dos semanas fueron hallados 19 cuerpos calcinados, ha identificado hasta el momento a siete personas, dos de nacionalidad mexicana y cinco procedentes del país centroamericano.

"De la continuidad de los trabajos realizados por el Equipo de Especialidades Forenses por cuanto a establecer la identidad de las víctimas de los hechos registrados el 22 de enero en el poblado, se logró tres más de ellas", dijo la fiscalía.

Para la identificación se utilizaron "estudios de perfiles genéticos", añadió la institución, al detallar que prosigue las investigaciones del caso en coordinación con las autoridades de Guatemala y especialistas de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) de México.

A los agentes detenidos el miércoles se les acusa de los delitos de homicidio calificado, abuso de autoridad en el desempeño de funciones administrativas y falsedad en informes dados a una autoridad.

El lunes, ocho funcionarios de migración del vecino estado Nuevo León también fueron cesados, como parte de las pesquisas.

La masacre ha provocado una renovada indignación en México por los peligros que enfrentan los miles de migrantes, en su mayoría de Guatemala, Honduras y El Salvador, que cada año cruzan por tierras mexicanas hacia Estados Unidos en busca de nuevas oportunidades.