La Auditoría Superior de la Federación constató que el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) tiene registro de 105 jóvenes Dreamers nacidos en México, que estudian en Estados Unidos con el apoyo de una beca de nuestro país.

Esos jóvenes cuentan con un permiso especial de Estados Unidos, e incluso con una beca del gobierno mexicano para estudiar en aquel país, como era el caso del joven Daniel Ramírez Medina, quien fue detenido por las autoridades migratorias en una redada que inició el gobierno de Donald Trump para detener a los personas con situación irregular.

En su revisión a la Cuenta Pública 2015, la Auditoría Superior indicó que mediante documentación, constató que hay estancia de investigación de 105 jóvenes Dreamers , aunque no se especificó en qué entidades de Estados Unidos se ubican, ni las instituciones educativas en las que estudian.

La ASF precisó que en el 2015, el IME tuvo un presupuesto de 16 millones de pesos para el pago de becas (IME-Becas), a fin de apoyar a alumnos de origen mexicano y contribuir a elevar sus niveles educativos.

Mediante la asignación de recursos a organizaciones sociales e instituciones educativas como colegios comunitarios y universidades, el programa IME-Becas tiene el propósito de apoyar a jóvenes connacionales con dificultades económicas que viven en la Unión Americana, tanto aquellos que son mexicanos como a jóvenes México-americanos que se encuentran estudiando en preparatorias, colegios comunitarios y universidades de Estados Unidos.

Sin embargo, en su informe de la Cuenta Pública 2015, la ASF reveló al Instituto de los Mexicanos en el Exterior que no cumplió con su meta de beneficiar a 230 instituciones educativas en Estados Unidos por medio de IME-Becas, sino únicamente a 126 instituciones donde estudian los Dreamers mexicanos.

El IME comprobó el ejercicio de 14 millones de pesos amparados con los recibos de entrega de recursos, que representan 91% de los 16 millones de pesos registrados por el gobierno de México para el programa IME-Becas .

Asimismo, la Auditoría requirió al Órgano Interno de Control de la Secretaría de Relaciones Exteriores que requiera al IME las bases de datos de los estudiantes de nivel medio superior y superior que fueron beneficiados con el pago de su colegiatura en universidades, colegios comunitarios, extensión universitaria o educación tecnológica, ya que dichas bases de datos no fueron proporcionadas a la ASF.

jmonroy@eleconomista.com.mx