Seguridad, infraestructura, transparencia en el uso de recursos públicos e impulso a la competitividad son las exigencias que deberán atender en el corto plazo, los candidatos que ganen las 12 gubernaturas que se renuevan este año.

Algunas tienen carácter de urgente, como es combatir a la inseguridad, preocupación principal de la iniciativa privada en el norte del país; mientras que al centro y sur, el desarrollo de infraestructura y la falta de servicios son las principales peticiones.

En los estados norteños, donde habrá elecciones, Chihuahua, Tamaulipas, Zacatecas, Durango y Sinaloa, el combate a la delincuencia es la demanda número uno, pues este flagelo ha inhibido la inversión, coinciden los líderes del sector empresarial en dichas entidades.

César Chávez Zapata, presidente de la Coparmex Chihuahua, asegura a El Economista que los empresarios exigen propuestas concretas por parte de quien ocupe el Poder Ejecutivo en el estado, entidad en la cual se han registrado, hasta mayo, 1,565 ejecuciones.

En Zacatecas, varias industrias han decidido instalarse en otros estados, y pequeñas y medianas empresas han cerrado.

La seguridad ha pegado fuerte en estados como Tamaulipas, en donde los empresarios prefieren no hablar del tema. Juan Carlos Sánchez, titular del Centro Empresarial de Tampico, expone tajante al cuestionarle cuál es la petición del empresariado tamaulipeco al respecto: No nos gusta meternos en eso .

Por su parte, en Oaxaca, los empresarios piden a los candidatos terminar con los grupos violentos que hay en el estado y la impunidad que los cobija, ya que generan bloqueos, manifestaciones y violencia, la cual ahuyenta las inversiones y a los visitantes.

Competitividad y transparencia

Además de la inseguridad, la exigencia en Tamaulipas es la falta de infraestructura urbana, la cual se ha truncado por que los gobiernos han tomado los proyectos en pedacitos o han sido abandonados con el cambio de partidos en el gobierno.

Para Zacatecas, la falta de introducción de redes de gas natural ha desincentivado la instalación de industrias, pues es el único estado que no cuenta con este servicio.

Al centro del país, el escenario es otro, la necesidad de caminos está superada, por lo que se debe aprovechar la infraestructura y la posición estratégica de las entidades.

En Aguascalientes, los empresarios piden al próximo Gobernador que les permita una mayor participación en la realización de obras, y servicios como educación, salud y entretenimiento, para que así el gobierno se concentre en los programas sociales, expone Manuel Cadena, titular de la Coparmex en el estado.

En Tlaxcala y Puebla, las peticiones son: elevar la competitividad con la mejora de los servicios como transporte, educación e infraestructura, precisan empresarios. Además, piden acabar con las trabas en los municipios para facilitar hacer negocios, y brindar certeza jurídica a los inversionistas.

En Hidalgo y Veracruz, los gobiernos actuales han invertido en infraestructura, por lo que el siguiente paso es la promoción del desarrollo económico.

Andrés Velázquez Velázquez, presidente de la Canaco en Hidalgo, asegura que el gobierno debe continuar con los proyectos industriales estancados, como la construcción de la refinería Bicentenario, el aeropuerto en Tizayuca y parques industriales.

En Veracruz, se debe impulsar la generación de empleos y al igual que en Hidalgo combatir la pobreza y ampliar la cobertura de los servicios de salud y educación a los grupos vulnerables.

Tanto en el norte como el centro y sur del país, los representantes empresariales piden a los nuevos gobernadores dejar de lado intereses partidistas y el uso discrecional de los programas sociales. Además de ejercer con mayor transparencia los recursos públicos y gobernar con humildad, escuchando a los ciudadanos y tomando en cuenta sus propuestas.

Incentivar el turismo

El turismo podría representar una oportunidad para atraer mayores ingresos e inversión a estados como Durango, Tamaulipas, Aguascalientes y Zacatecas.

Estos dos últimos buscan incentivar el turismo de negocios. Aguascalientes aprovechando su posición geográfica y Zacatecas a través de la creación de una Oficina y Convenciones y Visitantes, que sería administrada por los empresarios y el gobierno, cuyo objetivo será hacer que los turistas se queden hasta tres días, con lo que se duplicaría la ocupación hotelera, destaca Hernán Valverde, presidente de Coparmex en el estado.

Los destinos con playa como Veracruz -en donde el turismo cayó en el 2009- y Tamaulipas buscan atraer mayores inversiones para mejorar la infraestructura y ofrecer a sus visitantes sitios a la altura de otros destinos como Los Cabos o Acapulco.

Al centro, Hidalgo y Puebla proponen a los nuevos gobernantes trabajar en la mejora y promoción de la imagen para ayudar. Pues la inversión para generar turismo en Puebla es menor que para desarrollar la industria; además cuenta con capacidad sobrada de infraestructura hotelera 30 o 40% más de visitantes, afirma Francisco Rodríguez, titular de la Coparmex poblana.

En Sinaloa y Chihuahua la inseguridad ha perjudicado al turismo. En Mazatlán varios eventos tanto turísticos como de negocios se han cancelado. Además de que las alertas emitidas por el gobierno estadounidense de no viajar al estado alejan a los turistas.

Aunque en Chihuahua la caída de visitantes se ha detenido, aún no hay una recuperación debido a la ola de ejecuciones.

Al sureste del país, la petición de los inversionistas quintanarroenses de continuar brindando un clima de seguridad para los turistas que visitan Cancún, e incrementar la promoción de su oferta turística al igual que en Oaxaca, donde los bloqueos y la violencia de algunos grupos sociales ha alejado a los turistas principalmente de su capital.

[email protected]