El IFE se enfrentará al mayor desafío de su historia, porque tendrá que computar 12 modalidades de voto válido para Presidente de la República.

En el caso de la elección para diputados y senadores, los electores tendrán que estar informados sobre el tipo de alianza para evitar que su voto se anule.

El consejero electoral Lorenzo Córdova Vianello explicó a El Economista que para elección presidencial existen 12 tipos de voto válido para elegir entre Josefina Vázquez Mota, Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quadri, debido a que con la reforma electoral, cada partido (aunque vayan coaligados) tendrá que competir por sí mismos para conservar el registro.

En ese sentido, en la boleta electoral que se usará el 1 de julio aparecerán siete recuadros con la imagen de cada partido.

De esa manera, explicó el consejero Córdova, son dos los votos más sencillos: si se quiere votar por Josefina Vázquez Mota, el elector sólo tiene la opción de hacerlo por el PAN, debido que ese partido no va en alianza. El segundo, si el elector quiere votar por Gabriel Quadri, ya que sólo tendrá que marcar la boleta electoral.

Si el elector opta por votar en favor de Enrique Peña Nieto, tiene tres formas de hacerlo: tachar en la imagen del Revolucionario Institucional; tachar los cuadros del PRI y Partido Verde o sólo por éste último. Hasta ahí van cinco tipos de voto válido.

El Consejero electoral explicó que para la coalición total compuesta por el PRD, PT y Movimiento Ciudadano, que postula a López Obrador, existen siete tipos de voto válido.

En ese sentido, si el elector optar por dar su voto al tabasqueño, podrá hacerlo de la siguiente forma: tachar en la boleta la imagen de los tres: PRD, PT y Movimiento Ciudadano; hacerlo por uno de los tres partidos de forma individual o bien cruzar en la boleta las siguientes fórmulas: PRD y PT; PRD y MC o MC y PT.

Hasta ahí, se contabilizan 12 formas válidas de votación, sólo para la elección de Presidente de la República.

Esto se traduce en una complejidad, la noche de la elección al momento del escrutinio, para los funcionarios de casillas. Y también, mayor a la hora de hacer los cómputos distritales. Estamos enfrentando un desafío histórico. Por supuesto nos estamos preparando para el escenario del recuento total para estar listo, si esto se da o no dependerá de los índices de votación , explicó el consejero Lorenzo Córdova.

En ese marco, abundó que el conteo de los votos se complica para la elección de diputados y senadores, ya que las alianzas que del PRI-PVEM y PRD, PT y MC no son totales, sino parciales.

Por ejemplo, en el caso de la alianza parcial del tricolor con el Verde Ecologista de México, su coalición es un hecho en 199 distritos electorales en la elección para diputados federales, pero en 101 distritos cada quien postula a su propio candidato.

Ello implicará que el elector tendrá que informarse sobre si en su distrito electoral los partidos van coaligados o no, para así determinar el tipo de votación que emiten. Lo mismo para el caso de la elección para Senadores de la República.

jmonroy@eleconomista.com.mx