La tormenta tropical Newton se convirtió en huracán categoría 1 mientras se acercaba a Cabo San Lucas, en el noroeste del país, luego de haber provocado lluvias torrenciales que causaron inundaciones y deslaves en tres estados del sur con costas en el Pacífico.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, a las 21H00 GMT, Newton alcanzó vientos superiores a los 120 km/h, mientras conservaba su trayectoria rumbo al noroeste con una velocidad de 25.7 km/h.

Para atender a población vulnerable, se instalaron 3,757 refugios temporales en Baja California Sur, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, con capacidad de albergar hasta 796,000 personas, mientras que la Marina y el Ejército desplegaron sus protocolos para desastres naturales.

En tanto, la Comisión Federal de Electricidad desplegó 2,267 trabajadores, 296 grúas, 14 vehículos todoterreno, cuatro helicópteros, 38 torres de iluminación y 92 plantas eléctricas de emergencia en Baja California Sur, Sonora y Sinaloa, ante las posibles afectaciones.

Como depresión tropical, Newton dejó durante el fin de semana tres muertos y al menos 800 personas damnificadas en Chiapas y Guerrero.

En el puerto de Acapulco, unas 200 personas quedaron atrapadas en un fraccionamiento por los anegamientos, que alcanzaron 60 centímetros de altura.

La zona fue evacuada por agentes de la policía estatal mediante un helicóptero, informó el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores.

Algunos de los pobladores fueron llevados a un refugio temporal, pero otros se rehusaron a abandonar sus viviendas.

Por otro lado, también en Guerrero se registraron 33 derrumbes y deslizamientos de rocas en distintos tramos carreteros interestatales y las lluvias ocasionaron el colapso de una céntrica calle de Acapulco, donde cayeron dos automóviles particulares y resultaron heridos tres pasajeros.

Se acerca a Los Cabos

El huracán Newton se acercaba la tarde del lunes a Los Cabos, en Baja California Sur, donde se hospedaban miles de turistas; se suspendieron clases y vuelos.

El secretario de Turismo estatal, Genaro Ruiz, dijo que unos 15,000 turistas se encontraban hospedados en los municipios de La Paz, Loreto y Los Cabos.

Las autoridades han habilitado albergues en todo el estado de Baja California Sur, con una capacidad para 16,000 personas, informó a su vez el subsecretario estatal de Protección Civil, Carlos Godínez.