La congregación ultracatólica de los Legionarios de Cristo admitió hace unos meses que su fundador, el sacerdote mexicano Marcial Maciel, engendró una hija con una mujer con la que mantuvo una relación prolongada y estable. Madre e hija residen en Madrid y llevan una vida acomodada.

Un trabajo periodistico de la revista española Interviú da a conocer que la hija reconocida de Marcial Maciel, el sacerdote fundador de los Legionarios de Cristo, reside con su madre en una urbanización de lujo en Madrid. Se llama Norma Hilda Rivas Baños, tiene 24 años y es la heredera de un patrimonio inmobiliario en España, administrado por su madre, que ronda los diez millones de euros en el mercado. Interviú publica esta semana las primeras imágenes de Norma Hilda Rivas en España, donde vive desde hace cuatro años. Las fotografías muestras a una joven de su tiempo, que estudia en la universidad Francisco de Vitoria, propiedad de los Legionarios de Cristo, y que mantiene una relación sentimental con un joven residente en una urbanización de Majadahonda (Madrid).

Marcial Maciel, fallecido en enero de 2008, a los 87 años de edad, mantuvo una relación estable y prolongada con Norma Hilda Baños Torres, mexicana que ronda los 50 años. Con ella tuvo una hija, Norma Hilda Rivas, reconocida oficialmente por la congregación de los Legionarios de Cristo. Esta orden también ha admitido que su fundador abusó sexualmente de al menos una veintena de seminaristas menores de edad.

/doch