Washington.- La organización Human Rights Watch (HRW) pidió ayer al nuevo presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, un plan para hacer frente a los profundos problemas de derechos humanos en el país, heredados del gobierno de Felipe Calderón.

México necesita un plan claro e inteligente para abordar los profundos problemas de derechos humanos que heredó su gobierno , indicó el director para la División de las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, en una carta enviada a Peña Nieto, quien fue investido el 1 de diciembre.

El plan debe ser presentado públicamente y contar con los recursos y el respaldo político necesarios, reclamó la organización estadounidense; que ha denunciado torturas, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales bajo el gobierno de Calderón.

Prácticamente ninguno de estos delitos ha sido investigado ni juzgado adecuadamente, a pesar de las múltiples evidencias que señalan que estarían implicados servidores públicos , destacó Vivanco.

Sin un plan integral, el clima de abuso e impunidad extendida que ha prevalecido en los últimos seis años solamente conseguirá agravarse , afirmó.

Aunque los delitos se cometieron en la administración anterior, la responsabilidad de asegurar que sean investigados no se extinguió con el cambio de poder y según leyes internacionales, la desaparición forzada son de carácter permanente , aseveró.