El procurador de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez, está obligado a probar que, como afirmó frente al pleno de la Cámara de Senadores, elementos del Ejército mexicano habrían alterado la escena de los hechos en Tlatlaya y no personal de la dependencia a su cargo, afirmó Carlos Sarabia Camacho (PRI).

Le exijo que pruebe sus dichos, con hechos, porque nosotros (los diputados federales) no tenemos conocimiento de la versión que maneja (...) antes de culpar al personal militar , amplió el secretario de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados.

Si prueba sus dichos, eso hablará bien de su persona, pero sobre todo, si se comprueban, le va a servir mucho para ejercer el cargo al que aspira’’, dijo el legislador, en referencia a que Gómez Sánchez es uno de los tres candidatos a ocupar la vacante que dejará Juan Silva Meza como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Las declaraciones del funcionario mexiquense que quiere ser ministro surgieron casi año y medio después del enfrentamiento entre un grupo de presuntos delincuentes y elementos militares en Tlatlaya, Estado de México, cuyo saldo fue de 22 civiles asesinados, de los que al menos 15 fueron fusilados por militares, de acuerdo con la conclusión de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre el caso.

Sarabia Camacho lamentó que los militares siempre sean señalados y nunca se les reconozca su labor a favor de la patria, y anticipó que por ello su objetivo como diputado federal es legislar a favor de la tropa .

Se trata de la institución garante que mantiene el orden en este país. Si el Ejército no interviniera en labores de seguridad pública nada más habría que imaginar cómo estaría el país , completó el militar en retiro.

E insistió en que Gómez Sánchez tiene que explicar a profundidad en qué basa sus dichos’’ para que desde el Congreso de la Unión se pueda actuar en contra de los responsables del caso Tlatlaya.

Le exijo que aclare el tema con fundamentos. Si los militares tuvieron que ver con lo que asegura, que lo pruebe y presente la denuncia correspondiente, para que las autoridades tengan los elementos para juzgar. Tiene que probar sus dichos (...) No bastan las palabras, se tienen que comprobar con hechos .

[email protected]