La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) advirtió que el año pasado el constante enfrentamiento entre las autoridades encargadas de la seguridad pública y la delincuencia organizada tuvo un impacto negativo en el ejercicio de los derechos humanos.

En el informe anual, el organismo también advierte que han reaparecido violaciones graves que se creían desterradas, como las desapariciones forzadas, tratos inhumanos y degradantes; cateos, detenciones ilegales y tortura, actos en su mayoría relacionados con la acción de las autoridades para combatir a la delincuencia.

Se hace énfasis en las condiciones actuales en los centros penitenciarios, en donde las condiciones de gobernabilidad son debilitadas en razón de que en 60% de los centros visitados se constató la existencia de autogobierno, además de la carencia de servicios indispensables para la vida humana, tales como el agua potable y alimentación.

SSP NO ACEPTA RECOMENDACIONES

En el 2012 fueron 10 las dependencias que más quejas tuvieron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos y se relacionan con la atención a derechohabientes, seguridad y migración. Estas dependencias, en conjunto, tuvieron 9,321 quejas.

Una mención especial se hace a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, pues fue recurrente su negativa para aceptar las recomendaciones, por ejemplo, no aceptó la recomendación referente al caso de la detención arbitraria de dos personas, desaparición forzada y privación de la vida de una de ellas en el municipio de Cuernavaca, Morelos.

Asimismo, no ofreció evidencias suficientes que permitieran observar acciones orientadas a cumplimiento total de la recomendación emitida por violaciones graves a derechos humanos que se acreditaron en el asunto de la normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero.

Esto derivó en que el organismo, en ejercicio de la reciente atribución derivada de la reforma constitucional, se solicitara al Senado de la República citar a comparecer al Secretario de Seguridad Pública para que explicara puntualmente los motivos de su negativa.

De acuerdo con los datos anuales, la CNDH logró resolver 4,781 asuntos en los que la autoridad asumió la responsabilidad sobre las violaciones a los derechos humanos y adoptó las medidas eficaces para su reparación.

A lo largo del año pasado, el organismo informa que proporcionó 3,150 servicios de atención a víctimas del delito, lo que constituye 67% más de lo distribuido un año antes.

Además, en materia de protección a migrantes realizó 2,625 visitas a estaciones migratorias y lugares de alta concentración y se dio atención a 62,403 personas.

CRISIS EN El SISTEMA PENITENCIARIO

Con base en las revisiones hechas a penales estatales, la CNDH advirtió que en 60% de ellos impera el autogobierno, es decir, control de los internos y no de la autoridad.

El Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria permitió observar la lamentable situación que prevalece en el sistema penitenciario nacional.

Algunos de los principales hallazgos fueron que indica el documento son: la falta de condiciones mínimas de habitabilidad dentro de dichos centros y carencia de servicios indispensables.

Asimismo, advierte que con las condiciones actuales de los centros de reinserción no habrá política de seguridad pública que dé resultados.

jreyes@eleconomista.com.mx