El Senado aprobó una reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal para obligar a los servidores públicos que se encuentran en rezago educativo a concluir su educación básica.

La reforma que fue enviada al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) advierte que hay funcionarios públicos que laboran sin los estudios que requiere su puesto, por ello es urgente abatir el rezago educativo en el que se encuentran los servidores públicos de los tres órdenes de gobierno.

(El rezago) tan sólo a nivel federal se detectó gracias al programa desarrollado por el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (...) De las 226 dependencias y entidades de la Administración Pública Federal que participaron en el programa, solamente 32 se reportaron al 2012 con un saldo de libres de rezago educativo , advierte.

Tanto el Senado como la Cámara de Diputados consideraron que los servidores públicos deben tener un adecuado nivel de enseñanza, ya que son ellos los que tienen a su cargo la instrumentalización de las tareas del Estado para su correcto funcionamiento.

Los legisladores mandataron que la SEP sea la encargada de organizar, promover y supervisar programas de capacitación y servicios de educación básica para adultos.

Todo en coordinación con las dependencias del Gobierno Federal, los gobiernos de los estados, del DF y de los municipios, las entidades públicas y privadas, así como los fideicomisos creados con tal propósito.

La SEP, así como las demás autoridades con quienes se coordinarán para llevar a cabo los servicios de educación básica para adultos, deberán llevar a cabo un diagnóstico inicial para la identificación de la población objetivo de estos servicios, en un plazo de 180 días contados a partir de la publicación del decreto en el DOF.

tania.rosas@eleconomista.mx