La violencia feminicida a nivel nacional continúa en aumento, ya que entre enero y agosto de este año se contabilizaron 661 víctimas de feminicidio, mientras que en el mismo periodo del año pasado la cifra fue de 575, es decir 15% de incremento.

De acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, cinco estados comprenden 48% del total de víctimas, de los cuales cuatro tienen Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM).

En el primer lugar está Veracruz, al contabilizar 131 víctimas entre enero y agosto de este año; seguido por el Estado de México con 67 casos, tan sólo en agosto se cometieron 14 feminicidios en la entidad, el mes más violento para las mujeres mexiquenses en lo que va del año.

Posteriormente, se encuentra Nuevo León, que al igual que Edomex, agosto fue el mes más peligroso al contabilizar 14 víctimas y un total de 46 casos durante los primeros ocho meses del 2019.

En abril de este año, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) declaró alerta de género para el estado de Puebla y cinco meses después el gobernador de la entidad, Miguel Barbosa, previó que para octubre se dará cumplimiento a las acciones urgentes comprendidas en el dictamen de declaratoria y se levantaría la alerta de género.

De acuerdo con la información de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Puebla ocupa el cuarto lugar de los 32 estados en violencia feminicida, debido a que contabiliza 42 casos del periodo enero-agosto de este año.

Por otra parte, el gobierno capitalino encabezado por Claudia Sheinbaum ha argumentado que se han puesto en marcha diferentes medidas para erradicar la violencia feminicida en la CDMX.

Además, la mandataria expone que no se ha declarado la alerta de género para la ciudad, solicitada desde el 2017, porque los estados que cuentan con el mecanismo no han tenido resultados para combatir la máxima expresión de violencia hacia las mujeres.

Entre enero y agosto de este año, en la Ciudad de México se contabilizaron 33 víctimas de violencia feminicida, por lo que la capital ocupa el quinto lugar con mayor número de casos.

Organizaciones sociales y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio han reiterado que la alerta de género ha servido para evidenciar los contextos de violencia feminicida en el país, corregir políticas públicas y modificar marcos normativos que transgreden los derechos humanos de las mujeres.

Pero han resaltado la importancia de que la Conavim cuente con una metodología para que, en coordinación con las autoridades estatales, pueda generar planes estratégicos para el cumplimiento de las medidas urgentes de seguridad establecidas en 19 declaratorias en 18 estados.

Por lo que, tras la negativa de la Conavim para declarar alerta de género en la capital y a través de un amparo solicitar la declaratoria inmediata del mecanismo, las organizaciones exigen al gobierno federal considerar a las mujeres una prioridad en la agenda nacional.