Este martes, familiares de Alejandra Cuevas Morán, acusada de homicidio por omisión del hermano del fiscal General, Alejandro Gertz Manero, presentaron una solicitud de juicio político en contra del titular de la FGR, al argumentar que el servidor público ha incurrido en violaciones graves a los derechos humanos.

Al presentar los documentos probatorios en una caja con la leyenda: “Justicia para Alejandra”, ante la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Diputados, los hijos de Alejandra Cuevas Morán, afirmaron que el fiscal general ha incurrido en infracciones graves y sistemáticas a los derechos humanos como servidor público en el caso de su madre, quien es hija de Laura Morán, de 94 años de edad, quien fue la pareja sentimental de Federico Gertz Manero durante 50 años.

Los hermanos Alonso, Ana Paola y Gonzalo Castillo Cuevas informaron de la presentación de dicha solicitud de juicio político ante el Jurídico de la Cámara de Diputados, la cual está acompañada, dijeron, de pruebas de “amenazas y extorsión”, entre ellas una grabación de audio.

También aseguraron que el fiscal general “fabricó” un delito a su madre tras la muerte de Federico Gertz en un hospital, en 2015, pero dicha acusación no procedió en las instancias de procuración de justicia de la Ciudad de México, “pero cuando él asume el cargo como primer fiscal general autónomo en la historia del país la acusación se reactivó inexplicablemente”, y su madre fue detenida el 16 de octubre de 2020, pese a que tenía un amparo.

Además de aseverar que el fiscal general les llamó por teléfono para pedirles, mediante “extorsión y amenazas” que se reunieran con el subprocurador Juan Ramos, para que firmaran un documento en el que se autoincrimarían en el caso de la muerte de Federico Gertz, pues les solicitaban que asumieran la responsabilidad de todo.

Por lo que, dijeron, el fiscal general ha hecho un uso faccioso de la Fiscalía General de la República (FGR), ya que también buscó incriminarlos a ellos en la muerte de su hermano, una vez que su madre ya había sido encarcelada.

“Estamos ante una escandalosa y vergonzosa violación de derechos humanos y de justicia consagrados en el ordenamiento supremo de nuestro país y tratados internacionales de los que México forma parte y leyes federales”, dijo Alonso Castillo Cuevas.

Gertz Manero ha incurrido en contra de la legalidad, la honradez, la lealtad, la imparcialidad, la rendición de cuentas y la eficacia que debe observar en el desempeño de su cargo como servidor público, perjudicando intereses públicos fundamentales y derechos humanos”, agregó.

Alonso Castillo Cuevas subrayó que “la idea del fiscal general es meternos a todos nosotros a la cárcel, porque teme que sigan saliendo a la luz fortunas malhabidas y escándalos, y que su abuela tenga información sobre ello, y que constate que su hermano era un prestanombres”.

Por su parte, Gonzalo Castillo Cuevas comentó que necesitan que “la Cámara de Diputados tome cartas en el asunto porque no es posible que Gertz Manero siga siendo el fiscal general de la República. Tenemos en la procuración de justicia a un hombre que persigue y fabrica delitos”, externó.

Por su parte, Ana Paola Castillo Cuevas se refirió a la salud de su abuela, de 94 años, de quien dijo que por el momento es delicada, por su edad, y que lo que ella anhela es ver a su hija en libertad. Sobre la salud de su madre, dijo que es buena, pero el encierro podría mermarla, ya que lleva 417 días detenida en el penal.

kg