Los efectos de la sequía que ha impactado en México desde el 2021 hasta la última quincena del mayo del 2022 puede ser uno de los factores en el incremento de los precios de algunos productos como el maíz, frijol, limón y soya, estimaron expertos.

Luis Fernando Haro, director del Consejo Nacional Agropecuario (CNA) detalló que la inflación y la sequía es un tema que han venido mencionando desde la organización, pero sostuvo que pese a esto, el sector se ha mantenido fuerte, pues en el 2020 y 2021 registraron crecimiento y para el año en curso el pronóstico es similar.

“Algo que también hemos mencionado es que en este momento que tenemos la cuestión de inflación de algunos precios de los alimentos, pues otro factor que está interfiriendo es el tema de la sequía, porque lógicamente hace que en zonas del país en donde dependen de condiciones de temporal y al no tenerlos eso está afectado la producción de alimentos en el país”, manifestó.

El directivo de CNA indicó que uno de los productos que presentó afectaciones en sus precios al consumidor derivado de la sequía es el limón, pues por efectos del cambio climático a finales del 2021 y principios de este registró aumentos. A principios de año el costo llegó hasta los 70 pesos por kilo. Actualmente oscila entre 30 y 45 pesos, dependiendo de la zona del país.

Además, indicó que el alto costo de los fertilizantes y el tema de inseguridad son factores que abonaron a las alzas.

La sequía también trae repercusión en la producción pecuaria, no sólo en la agrícola, es algo que estamos viendo como un tema preocupante”, expresó.

Por su parte, Christian Domínguez Sarmiento, investigadora del Departamento de Ciencias Atmosféricas del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático de la UNAM indicó que los productos que principalmente se han visto afectados por el tema de la sequía y de la inflación son el maíz, el frijol, la soya.

“La sequía aunado a la inflación hace que suban los costos de estos productos y que a su vez tienen impacto en los precios al consumidor, por lo regular lo primero que vemos es (alza en) las tortillas, aunque el maíz se ocupa para otras cosas como alimento de ganado, esos son los estragos para el consumo humano”, refirió.

Para el caso del maíz, el costo promedio general para mayo de este año es de 26.2 pesos por kilo, mientras que el registro del mes previo fue el mismo costo.

Sin embargo, el precio promedio para el frijol a nivel nacional fue de 34.07 pesos por kilo y el registro previo fue de 33.8 pesos.

Precios

Según reportó el Inegi, el Índice Nacional de Precios al Consumidor se ubicó en 7.65% a tasa anual durante mayo. Este dato fue ligeramente menor al aumento de precios presentado en abril de 7.68 por ciento.

De igual manera, el Inegi reveló que el precio de los productos agropecuarios incrementó en 13.08% anual en mayo, lo anterior derivado del resultado de una alza de 12.88% de las frutas y verduras, además de 13.24% de los pecuarios.

De acuerdo con el Monitor de Sequía los estados que tienen la totalidad de su área bajo alguna condición de este fenómeno son: Aguascalientes, Baja California Sur, Coahuila, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas.

Los principales productos agrícolas de estos estados son el maíz, frijol, tomate, trigo, sorgo y en algunos casos como San Luis Potosí y Sonora, la tuna y la uva, de acuerdo con información del gobierno federal.

“Es importante esto que vivimos para que se considere a futuro en un tema en donde regresen los programas de apoyo para el agua, la tecnificación del riego que eso da una certidumbre aún en condiciones de sequía, poder producir y seguir más alimentos”, refirió  Luis Fernando Haro.

De igual manera lamentó que el gobierno federal haya tomado la decisión de eliminar el programa de aseguramiento agropecuario en el 2021, pues éste era un apoyo monetario para los productores ante los efectos de alguna eventualidad climatológica.

"Hubo una menor producción derivado de una sequía recurrente que está afectando en términos generales a los cultivos, al final del día pues los procesos de producción no se desarrollan de manera adecuada. Desafortunadamente el apoyo que existía en el caso de los seguros agropecuarios desaparecieron y lógicamente pues eso también va a afectar a los productores del campo mexicano”, indicó.

ivan.rodriguez@eleconomista.mx