El cártel del Golfo y los Beltrán Leyva, dos de los más grandes cárteles que se creían debilitados debido a luchas internas, presión de las autoridades y constantes ataques de sus rivales, han resurgido en lugares clave del país en el ámbito del tráfico de drogas, advierte la consultoría especialista en temas de crimen organizado, InSight Crime.

A través del documento Dos cárteles rivales de México, antes diezmados, parecen resurgir , elaborado por el codirector de esta consultoría, Steven Dudley, detalla que tras una larga batalla, el Cártel del Golfo tomó control de la mayor parte del centro industrial de Monterrey, el cual estaba bajo dominio de Los Zetas, desde el 2010, cuando estos cárteles rompieron relación y comenzaron a luchar por el norte del país.

El Director de Insight Crime explica que, con base en datos de analistas de inteligencia del gobierno mexicano y de agencias extranjeras, así como el servicio independiente de monitoreo del crimen Southern Pulse, al menos tres cuartas partes del área metropolitana de Monterrey - incluidos los municipios de Apodaca, García, General Escobedo, Guadalupe, Juárez, Monterrey, San Nicolás de los Garza, San Pedro Garza García, Santa Catarina y Santiago, están bajo el control del Cártel del Golfo.

Steven Dudley expone que Monterrey es una ciudad importante para el negocio de las drogas, pues alberga un importante corredor para el tráfico de estupefacientes que conduce a Nuevo Laredo, entidad que presenta el mayor número de cruces comerciales hacia Estados Unidos con una frontera de 3,169 kilómetros.

Citando a analistas, Steven Dudley­ agrega que se especula que este resurgimiento en Monterrey puede estar ligado al deterioro de Los Zetas, quienes perdieron a su máximo líder viven luchas internas.

Mientras que los Beltrán Leyva, un aliado de Los Zetas, que también se pensaba en declive, se ha recuperado y desafía a su exjefe, el Cártel de Sinaloa, en otras partes del país. Muestra es la muerte de Félix Adolfo Jáuregui Meza, alias El Paletero, en Sonora, territorio en el que recuperan presencia Los Zetas y los Beltrán Leyva.

Además, el gobierno de Estados Unidos calificó a Fausto Isidro Meza Flores, alias Chapito Isidro (aliado de los Beltrán Leyva), y a los jefes del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán El Chapo e Ismael Zambada El Mayo como figuras importantes un en el tráfico internacional de narcóticos.

Insight Crime advierte que los Beltrán Leyva están ganando terreno legal, ello sustentado con declaraciones de un juez la oficina del PGR con respecto al caso de cinco altos militares retirados, que eran supuestamente parte de su estructura.

ana.langner@eleconomista.mx