La Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo una nueva orden de aprehensión en contra de Tomás Zerón de Lucio, extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), misma que se acumula y por la que es buscado en varios países con Ficha Roja de Interpol.

La nueva orden de aprehensión es por su probable responsabilidad en el delito de tortura en contra de Felipe Rodríguez Salgado, alias “El Cepillo”, quien se despeñaba como operador del grupo criminal “Guerreros Unidos” y está probablemente involucrado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

La FGR argumentó ante un juez que Zerón ordenó en 2015 la tortura contra dicho sujeto dentro de las instalaciones de la Agencia Federal de Investigación de la entonces Procuraduría General de la República, con el propósito —según la Fiscalía— de que declarara para poder justificar la denominada “verdad histórica”.

El pasado 23 de abril, la Unidad Especializada en Investigación y Litigación del Caso Ayotzinapa (UEILCA) obtuvo la segunda orden de aprehensión en contra de Zerón de Lucío, girada por un Juez de Distrito Especializado en el Sistema Acusatorio, del Centro de Justicia Federal en la Ciudad de México, por los probables delitos de desaparición forzada de personas, tortura y coalición de servidores públicos.

“Esta orden de aprehensión será enviada de inmediato a las autoridades de Israel, para fortalecer el procedimiento de extradición del sujeto señalado”, indicó la FGR.

La dependencia presume que en el interrogatorio, Felipe Rodríguez Salgado fue amenazado de muerte para que cooperara con las indagatorias sobre la desaparición de los 43 normalistas.

Argumentó que existe una grabación que circuló en redes sociales, en la cual aparece el “Cepillo” sentado, esposado y encapuchado, y siendo interrogado y amenazado por Tomás Zerón.

jorge.monroy@eleconomista.mx