Con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos habrá cinco repercusiones en materia de migración: incremento en deportaciones, la construcción de un muro en la frontera, impuestos por proyectos relacionados con México, un futuro nefasto para las leyes migratorias, así como un ataque sistemático a las ciudades santuario, planteó Jorge Durand.

El profesor-investigador en la Universidad de Guadalajara explicó que el escenario en materia de migración que se ha planteado para los indocumentados en Estados Unidos es catastrófico; sin embargo, recordó, que no es nada nuevo, pues en la historia de esa nación han existido diversas leyes en contra de los inmigrantes.

Expuso que en 1994, se aprobó la Proposición de 187, la cual planteaba negar a los inmigrantes indocumentados servicios médicos y de educación, y obligaba a los funcionarios de ese rubro a denunciar su condición ilegal. En 1996, dijo, fue aprobada la ley 287, la cual facultaba al Departamento de Justicia a realizar acuerdos con las policías locales para que sus agentes inmigrantes detuvieran a inmigrantes indocumentados, aunque esta medida fue suspendida, el presidente Trump ha señalado que la pondrá en marcha nuevamente.

Conocida como Sensenbrenner Bill, en el 2005 se aprobó una de las leyes más punitivas de Estados Unidos contra los inmigrantes, la cual, plantea que es un delito ayudar a inmigrantes ilegales a permanecer en esa nación, incluso proponía que los niños nacidos de inmigrantes ilegales en Estados Unidos pasarían a custodia del Estado.

Posteriormente, agregó, se propuso la ley Arizona que propone abiertamente que los oficiales pudieran intervenir en detener personas y vehículos en caso de sospecha de que fueran trabajadores indocumentados. Esta ley fue diseñada por Kris Kobach, quien es el hombre que asesoró a Trump en materia migratoria.

No podemos decir que la avalancha de Trump nos toma desprevenidos, hace ya más de 20 años que se desató la guerra antiinmigrante y que se empezó a utilizar el argumento de la migración ilegal en campañas. Lo nuevo es que ahora existe voluntad política para ponerlo en práctica .

Para Durand el hecho de que en Estados Unidos haya varios millones de indocumentados responde a que es cierto que es ilegal entrar sin documentos, pero no que se les contrate para trabajar.

Se prevé un escenario catastrófico

Jorge Durand comentó que hay dos escenarios para los inmigrantes en EU: uno malo y otro catastrófico.

En el malo se puede prever un incremento en las deportaciones de indocumentados en los próximos años, para lo cual incluso se harán redadas en lugares específicos que se sabe son recurridos por los migrantes.

Mientras que en el escenario catastrófico, las leyes que han formado parte del marco legal migratorio de Estados Unidos podrían volver a aplicarse durante la administración de Trump. El escenario catastrófico es cuando veamos que esas leyes vuelvan a ser planteadas en la casa de representantes y finalmente aprobadas por el Senado .

Jorge G. Durand

  • Nació en 1949 en Lima, Perú.
  • Es maestro en Antropología Social por El Colegio de Michoacán.

Se ha desempeñado como:

  • Profesor investigador titular del Departamento de Estudio sobre los Movimientos Sociales de la Universidad de ? Guadalajara.
  • Codirector del Mexican Mirror Projecty del Latinamerica Migration Project.
  • Miembro del Sistema Nacional de Investigadores.
  • Durante los últimos 20 años ha estudiado el fenómeno migratorio entre México y Estados Unidos.