Estudiantes del CCH Azcapotzalco, con el objetivo de que den solución a las problemáticas y demandas de la comunidad estudiantil, específicamente en la eliminación de los grupos porriles, citaron hoy en las instalaciones del plantel al rector de la UNAM, Enrique Graue, y al director del CCH, Benjamín Sánchez.

De acuerdo con una tarjeta informativa, la asamblea los convocó a las 13 horas de hoy para que en conjunto den seguimiento al pliego petitorio, tras la agresión del 3 de septiembre en la que porros atacaron a alumnos de Azcapotzalco después de una manifestación pacífica, en la que exigían seguridad.

Tras los hechos de violencia, la UNAM convocó a los miembros de la asamblea a instalar una mesa de seguimiento a los planteamientos.

Los estudiantes determinaron reanudar labores el próximo lunes 17 de septiembre, bajo la condición de que Graue atienda personalmente sus demandas, entre ellas la correcta asignación de docentes, así como una administración en la que el alumnado tenga conocimiento previo del historial profesional de los maestros.

Asimismo, la Asamblea Interuniversitaria convocó al registro de voceros y observadores de las facultades, colegios y preparatorias que participarán este viernes, en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), para formar el pliego petitorio final que entregarán a las autoridades universitarias.

En tanto, el rector Graue declaró que no “descansará hasta que se detenga a los responsables” de la agresión a estudiantes del CCH Azcapotzalco y que está a la espera de las resoluciones de las autoridades.

Ante integrantes de la Junta de Gobierno, reiteró que se presentó la denuncia en la procuraduría capitalina, además de que se han aportado pruebas sobre el caso. “Quiero darle certeza a la comunidad de que no me detendré ante ningún problema jurídico y que seguiremos demandando justicia”, aseveró.

El IMSS, por su parte, dio a conocer que Joel Meza García, estudiante de la Facultad de Filosofía que resultó con perforación del riñón derecho, fracturas en la nariz y golpes en el cuerpo por el ataque de los porros, fue dado de alta tras una semana de hospitalización.

Por separado, la procuraduría capitalina anunció que un juez de control vinculó a proceso a Marco Antonio “N”, alias el Mamitis, de 29 años, acusado de presuntamente cometer el delito de motín, durante los sucesos del pasado 3 de septiembre en la explanada de Rectoría.