En el inicio del 2018 el delito de secuestro disminuyó; sin embargo, se registra un cambio en el perfil del secuestrador, debido a que en esos grupos delictivos están participando cada vez más menores de edad, y en el periodo 2012-2017, las cifras arrojaron 486 menores de edad vinculados al delito, lo que representa 5.7% de las 8,442 personas capturadas en total.

Isabel Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro, informó que durante enero del 2018 se registraron 111 plagios en todo el país, que significa la cifra más baja durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto. Del 1 de diciembre del 2012 a enero del 2018 se cometieron en total 10,653 secuestros, informó.

En comparación con diciembre del 2017 (con 145 casos), Miranda de Wallace precisó que los 111 secuestros de enero de este año representan una disminución de 23.4 por ciento.

La asociación afirmó que en enero del 2018, 70 plagios fueron atendidos por autoridades estatales, cuatro fueron localizados en medios y 37 fueron atendidos por autoridades federales.

La fundadora de Alto al Secuestro inició su participación mencionando que “en medio de tanta violencia, disminuyen los secuestros” y que las entidades donde han participado el mayor número de menores de edad son Tamaulipas con 77, Estado de México, 62 y Guerrero con 52, mientras que las entidades donde no se ha capturado a un solo adolescente son: Aguascalientes, Baja California Sur, Guanajuato y Tlaxcala.

Miranda de Wallace destacó la captura de secuestradores entre adultos y menores de edad, que encabezó el Estado de México con 672; Veracruz 417; Morelos 157; Guerrero 146 y Tabasco con 129.

rtorres@eleconomista.com.mx