En el tercer y último debate, los candidatos a la presidencia hablaron de las propuestas en materia de salud. Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade, Ricardo Anaya Cortés y Jaime Rodríguez Calderón coincidieron en la propuesta de lograr un sistema universal en el que todos los mexicanos tengan atención médica, se creen nuevos hospitales y programas de prevención contra enfermedades.

Los candidatos, que serán votados en la elección presidencial del 1 de julio en México, no explicaron cómo lograrán dichos propósitos ante la presión financiera que tienen organismos del sistema de salud pública como el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) o el ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado), con el pago de pensiones y jubilaciones del sector público, el cual cada vez absorbe más recursos de las finanzas públicas.

Ningún candidato presidencial planteó la idea de subir o crear nuevos impuestos para financiar sus propuestas.

Tampoco comentaron, en el debate del 12 de junio organizado por la autoridad electoral en México, el Instituto Nacional Electoral (INE), los problemas que se avecinan con el pago de pensiones de las personan que se encuentran en el régimen de la ley de 1997, es decir, de quienes se pensionaran por afore, la cual les garantiza un pensión menor de 30% de su último salario.

 

1. Andrés Manuel López Obrador

* Combatir corrupción en la compra de medicamentos.

* Lograr cobertura universal, donde medicamentos y servicios públicos en consultorios, clínicas y hospitales, desde el primer nivel de atención hasta la medicina especializada, sean accesibles y gratuitos.

* Hacer nuevos hospitales al aumentar el financiamiento en salud por lo menos, 1% del PIB.

Propone a Jorge Alcocer Varela como titular de la Secretaría de Salud.

 

Comentarios de expertos a las propuestas de López Obrador (AMLO):

 

Tapen Sinha. ITAM

La manera en que gasta el IMSS en medicamentos no es la más adecuada. Por ejemplo, anteriormente se observaba que si comprabas una aspirina en una tienda de la Ciudad de México te costaba cinco pesos, y en Chiapas te podía llegar a costar hasta 50 pesos.

Si bien es bueno eliminar la corrupción de medicamentos, no estoy tan seguro de que al eliminarla, te vaya a generar suficientes recursos para incrementar el gasto en salud en 1% del Producto Interno Bruto (PIB).

 

Raymundo Tenorio. Tec de Monterrey

Insistir más en la consolidación de compra en medicamentos para tener mayor poder de negociación me parece viable, aunque desde el sexenio de Felipe Calderón se han hecho buenas prácticas con el programa de CompraNet.

Hacer más hospitales, me parece que no es lo más conveniente en términos presupuestales porque no hay dinero que pueda financiar hospitales de especialidades que se necesitan en el país. No hay de donde sacar en un año 1% del PIB, quizá en los seis años de gobierno.

 

Gustavo Leal. UAM

Proyecto 18 tiene la gran ventaja de que busca recapitalizar el sistema, porque buena parte de los problemas que tenemos ante la demanda de servicios de salud, es un fenómeno que se debe a que la red pública de servicios está descapitalizada desde 1982. Es un verdadero milagro que la red pública esté en pie como está con los niveles de desabasto con la que opera, falta de personal y con el envejecimiento de las instalaciones.

Edificios del ISSSTE tienen más de 60 años y sin embargo trabajan en más del 100%.

El gran pendiente es que no se aprecia un concepto de calidad clínica vinculada a esta posible recapitalización.

 

Abraham Vergara. Universidad Iberoamericana

Hay muchas propuestas en donde se eleva el gasto, pero no dicen de dónde, y eso huele solamente a deuda, y aunque dicen que no se van a endeudar, yo no creo que sólo se solucione con mejorar el gasto. Falta hablar del sistema de pensiones, nadie propuso nada y la primera reforma que se debe hacer en el siguiente sexenio es justamente la de pensiones, de lo contrario se tendrá una bomba en las finanzas públicas.

 

2. José Antonio Meade

 

* Equipar al 100% los casi 3,000 hospitales y clínicas del país con un presupuesto de 30,000 millones de pesos

* El IMSS, ISSSTE y Seguro Popular ofrecerán atención médica de manera indistinta las 24 horas los 7 días de la semana.

* Se harán convenios con hospitales privados para poder expandir el servicio y las capacidades de los servicios públicos de salud, especialmente en casos de emergencias.

 

Comentarios de expertos a las propuestas de Meade:

 

Tapen Sinha. ITAM

El problema de que todos puedan acceder a los servicios del IMSS, ISSSTE o del Seguro Popular es que todos se irán al de mejores servicios y lo van a saturar. Todos van a querer ir al ISSSTE porque es mejor que los otros dos; en el Seguro Popular casi no hay nada y no es el mismo presupuesto que recibe en comparación del IMSS o ISSSTE. El gobierno no tiene recursos para cubrir gastos adicionales en salud.

 

Raymundo Tenorio. Tec de Monterrey

Habiendo escasos recursos para ampliar la cobertura física de hospitales del IMSS e ISSSTE; así como la rapidez de acceso, se propone que las personas acudan a otros organismos privados. Esto implicaría reducir costos para el gobierno, lo cual es viable para tener más dinero para crear hospitales.

La subrogación de servicios en salud, sería parecido a lo que el IMSS hace en las guarderías, como ya no se invierte en la creación de más guarderías, entonces subroga a guarderías particulares bajo una regulación y supervisión.

 

Gustavo Leal. UAM

Lo que plantean Meade y Anaya es darle continuidad a la reforma del IMSS de 1995-1997. Ellos creen que la reforma del sector salud debe ser financiera. No se tiene claro en sus propuestas cuáles son las verdaderas necesidades de la población en materia de salud. El Seguro Popular es un programa mediocre, es un fraude, por lo que ampliar os servicios con estos tres organismo es inviable.

 

Abraham Vergara. Universidad Iberoamericana

Estaría maravilloso que se dieran servicios los siete días de la semana porque actualmente no te atienden en ciertos aspectos los sábados o domingos. Esto implica que algunas personas tengan que desatender su trabajo para recoger sus medicamentos entre semana. Es un proceso ineficiente y deja en un bajo nivel de competitividad y productividad al país.

No se trata de privatizar, pero, mientras no funcionen como un hospital privado difícilmente se va a poder mejorar la calidad de servicios que brindan el IMSS, ISSSTE y Seguro Popular.

 

3. Ricardo Anaya Cortés

* Impulsar programa de los 1000 días. Atención médica a las mujeres desde que se embarazan, otorgarles medicamentos para el desarrollo del niño hasta los tres años de edad.

* Hacer un expediente electrónico único para que la gente pueda ir de manera indistinta en las instalaciones del IMSS e ISSSTE.

* Programas de prevención.

 

Comentarios de expertos a las propuestas de Meade:

 

Tapen Sinha. ITAM

El programa de los 1,000 días es bueno pensándolo en el largo plazo porque no va a dar resultados de inmediatos. La esperanza de vida de una persona depende de qué ha sucedido con la mamá cuando estaba embarazada; es decir, si ella comió bien, se determina la esperanza de vida de la persona.

 

Raymundo Tenorio. Tec de Monterrey

Este programa de los 1000 días es parte del llamado paquete de bienestar para la salud que desde que estaba Zedillo se buscaba implementarse. No es algo nuevo, el problema es que se tuvieron recortes en el sector de salud cuando fue la crisis de 2008-2009 y con los ajustes que hizo José Antonio Meade cuando fue secretario de Hacienda.

Es buena la propuesta, pero no es original.

 

Gustavo Leal. UAM

El antecedente de éste programa es de Estados Unidos, el cual fue muy exitoso e interesante, pero hay que considerar que estaba perfectamente focalizado y operado con un nivel de medicina muy competente. Con Felipe Calderón se hizo un antecedente que es el programa Médico siglo XXI, el cual cubre a infantes a una determinada de edad, el cual no ha operado mal a diferencia del Seguro Popular que no es nada bueno.

 

Abraham Vergara. Universidad Iberoamericana

Hablar de más programas es elevar el gasto, pero no dicen cómo lo van a lograr si no van a subir impuestos ni crear nuevos. Entonces la única forma que tienen es endeudarse, lo cual serían pésimas noticias para las finanzas públicas.

Difícilmente se logrará tener mayores recursos sólo haciendo reasignaciones.

Desafortunadamente en el país se van más recursos a la medicina curativa y no a la preventiva. Nunca escuche de ningún candidato hablar del VIH, que es una de las enfermedades que más cuestan.

Si realmente se quiere hacer una medicina preventiva, debemos hacer un paquete básico de enfermedades preventivas.

 

4. Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco

* Universalizar el sistema de salud.

* Con la recaudación del IEPS a comida chatarra y refrescos crear programas que ayuden a prevenir enfermedades como la obesidad y la diabetes.

* También programas para prevenir la adicción a las drogas.

 

Comentarios de expertos a las propuestas de Meade:

 

Tapen Sinha. ITAM

Es una propuesta que se ha llevado a cabo en muchos países. Una cajetilla de cigarros cuesta 20 dólares en Australia y en México 40 pesos, y con ese impuesto que se cobra, se hacen campañas programas para mejorar la salud.

El problema en México es la implementación de los mismos porque no queda claro el uso de los recursos.

 

Raymundo Tenorio. Tec de Monterrey

Es una propuesta que ya se hizo, pero no hay claridad en cuanto al incruento que se dé por captura de IEPS vayan a campañas que mejoren la salud o prevención de enfermedades. Es difícil porque es como establecer una ley de gasto sobre estos recursos.

 

Gustavo Leal. UAM

No hay una sola propuesta sistemática y estructurada.

 

Abraham Vergara. Universidad Iberoamericana

Desde que se hizo la reforma fiscal en 2014, se propuso que se hicieran programas de prevención de enfermedades. Entonces lo que dice el Bronco no es nada nuevo.

 

elizabeth.albarran@eleconomista.mx