El secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, señaló que las leyes de México no criminalizan el fenómeno migratorio sino que son sensibles del mismo, por lo que habrá cero tolerancia a los casos de corrupción.

En entrevista, dijo que por ello estamos precisamente en la búsqueda de mejorar nuestras instituciones encargadas de la regulación, control y vigilancia en materia migratoria .

Cuestionado sobre cuándo se tiene prevista la reunión con el poeta Javier Sicilia y su grupo, respondió que se trabaja para diseñar los mejores mecanismos de diálogo, de manera que dé un resultado positivo para la tranquilidad y paz que todos anhelan.

Más adelante Blake Mora negó que las autoridades federales hayan tardado en atender los presuntos actos de corrupción de agentes migratorios, presumiblemente relacionados con el crimen organizado.

Al respecto, aclaró: 'yo parto de que el Instituto Nacional de Migración no es una institución de criminales sino una que vela por los intereses de quienes particularmente se encuentran en una situación de vulnerabilidad, como son los migrantes'.

Señaló que 'si hoy hemos llevado a proceso a algunos funcionarios es porque hay algún señalamiento, alguna duda, y esa duda la tiene que despejar la Procuraduría (General de la República), porque tampoco en el instituto vamos a tolerar ese tipo de situaciones'.

Sin embargo, Blake Mora aclaró que no han sido juzgados y tampoco tienen que ver hasta ahora con el tema de las fosas.

Precisó que ese es un señalamiento de una persona que dice que en su cautiverio había, probablemente, funcionarios del Instituto Nacional de Migración.

El secretario de Gobernación expresó que 'eso nos lleva a nosotros, como responsables de la institución, a que se deslinden esas responsabilidades y que se aclaren'.

Por otra parte, resaltó que 'hay un trabajo de fortalecimiento institucional que tenemos que ir recuperando, imprimirle una dinámica también muy fuerte de nuevos criterios y mecanismos en su integración'.

Comentó que se ha estado trabajando no sólo en el fortalecimiento institucional a través de exámenes de control de confianza, ahora como una condición necesaria no como una excepción ocasional, sino también de nuevas políticas públicas.

Recordó que recientemente se aprobó una nueva Ley de Migración que fue impulsada y acordada con los legisladores, y que 'hoy nos pone en una dinámica de una política pública enfocada al respeto de los derechos humanos, a la unidad familiar y a la integración en materia migratoria', dijo.

El funcionario federal manifestó que se está acelerando el paso para poder diseñar una mejor infraestructura, particularmente en la frontera sur, y en el diseño de mecanismos y sistemas que puedan ser más eficaces y eficientes.

Subrayó que 'lo mismo se hará en puertos, aeropuertos y en otras dinámicas; digamos que también son condición necesaria para los fenómenos de internación en nuestro país, así es que hay toda una ruta, hay todo un diseño'.

En otro orden, comentó que instruyó al comisionado del INM, Salvador Beltrán, para que 'además de llevar un control y vigilancia tengamos una severidad y fuerza contra las bandas que trafican con las personas, pues son delitos severos y que ofenden a la ciudadanía'.

Sobre cuándo se publicará la Ley de Migración, respondió que 'estamos trabajando en eso'.

DOCH