En México la corrupción es un problema sistémico, que si bien la lucha en su contra ha implicado el vínculo a proceso de instigación de diversos exgobernadores, aún quedan brechas por cerrar y desmantelar a todas las redes que permiten esta mala práctica, coincidieron especialistas durante el evento anual de la Red Pacto Mundial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) México.

Para Emilio Guerra Díaz, director de la Red del Pacto Mundial México, hoy en día el tema más importante para nuestro país es la lucha anticorrupción porque representa “uno de los impuestos más crueles, porque lo acaban pagando los que menos tienen” y si un individuo gana una posición al corromper a alguien, se descobija a los otros.

Por su parte, Jesús González Arellano, presidente del Consejo Directivo de la Red de la ONU México, expresó que “hoy la corrupción es un problema sistémico” que implica tanto a figuras gubernamentales como a las empresas privadas, por lo que las soluciones deben venir en partes iguales.

En este sentido se pronunció el director de Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez, al ofrecer una conferencia sobre la lucha anticorrupción en México como parte de las actividades de este Pacto.

“No estamos desmantelando las redes de corrupción”, advirtió Bohórquez, y éstas tienen tanto  servidores públicos —incluso pueden encabezarlas—, como a particulares y empresas.

“No hay forma de establecer una red de corrupción sin la complacencia de auditores, de financieros, de notarios, de empresarios deshonestos y actores en nuestra comunidad que se hicieron no sólo socios de gobiernos deshonestos, sino parte de una red de corrupción que capturó las administraciones estatales (...)  No existe forma de corromperse que no pase por la relación del sector privado con el sector público sino parte de una red”, sentenció Eduardo Bohórquez.

NO AL “FISCAL AMIGO”

Por otra parte, sobre el debate que existe en el Senado de la República por el proyecto de convocatoria para el nuevo titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, el coordinador de los senadores del PRD, Luis Sánchez Jiménez, señaló que no puede permitirse que exista un fiscal especializado a modo y amigo. “Eso no puede ser, que no están viendo cómo están las condiciones de México como para seguir creciendo la incertidumbre ahora en ese sentido”.

Durante la pasada sesión del pleno, algunos legisladores mostraron reserva a la fracción del proyecto de convocatoria que establece un candado para los aspirantes. Éste busca evitar que se apunten aquellos que desempeñen o se hayan desempeñado en algún cargo de dirección o representación nacional, estatal, distrital o municipal en algún partido, así como aquellos que hayan sido candidatos, en los seis años anteriores a la designación.

Al respecto, el perredista Luis Sánchez opinó: “Hemos legislado en materia de conflicto de interés y nadie puede pensar que alguien que cinco o seis años fue candidato o representante o dirigente de algún partido político, hoy ya no tenga ese conflicto”.

PASE AUTOMÁTICO

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, Guadalupe Acosta (PRD), declaró que la bancada del PRI no tiene disposición para lograr una transformación a la PGR, como lo demandó el colectivo Por una Fiscalía que Sirva.

Acosta anunció que convocará a reunión de esa comisión antes de que termine el mes, para dictaminar la reforma para eliminar el llamado “pase automático” a la Fiscalía General de la República. “El PRI no está dispuesto a dar ese paso, de ir a Parlamento abierto”, aseguró. (Con información de Jorge Monroy)