Por unanimidad, los integrantes de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación aprobaron eliminar el registro de Encuentro Social (PES) como partido político nacional, luego de que en las pasadas elecciones federales no obtuviera 3% de los votos.

La propuesta presentada por el magistrado Felipe de la Mata Pizaña, se fundamenta en lo establecido por el Artículo 41 de la Constitución Mexicana, el cual menciona que el partido político nacional que no obtenga por lo menos 3% en las elecciones para la renovación del poder Ejecutivo y Congreso de la Unión le será cancelado el registro.

El pasado 1 de julio, Encuentro Social obtuvo 2.7% de los votos en la elección presidencial, 2.5 % para la Cámara de Diputados y 2.4 % para el Senado de la República.

El magistrado Mata Pizaña manifestó que el caso del PES requirió demasiadas consideraciones y que servirá como precedente para el sistema electoral del país.

“El Partido Encuentro Social no puede seguir siendo un partido político nacional, pues en la marca de las boletas electorales queda claro que no alcanza la representación ciudadana necesaria al no tener suficientes votos por sí mismo en las pasadas elecciones federales, sino por mayoría relativa”, expresó.

Por su parte, la magistrada electoral Janine Otálora Malassis argumentó que “no se puede pretender ganar en los tribunales lo que no se ganó en las urnas (...) La proporción de escaños que obtienen los partidos políticos no guarda una correspondencia directa con el número de votos que la ciudadanía emite a su favor”.

Finalmente, el presidente del  máximo organismo electoral, Felipe Fuentes Barrera, aseguró que esta decisión refrenda la autonomía del Tribunal frente a presiones políticas y especulaciones que no alteraron la decisión de los magistrados.

“En días pasados, analistas y comunicadores ya hablaban sobre una supuesta sumisión de este tribunal a diversos actores del sector público. Con esta discusión mostramos a la sociedad nuestra firme convicción y compromiso inquebrantable de resolver de manera autónoma e imparcial con el firme propósito de proteger a nuestra Constitución, que es la única a la que nos debemos”, aseveró el magistrado.

marisol.velazquez@eleconomista.mx