El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que este año “va en serio” la eliminación outsourcing, ello debido a que las empresas no reaccionaron a los acuerdos y llamados del pasado, provocando que dicha práctica continuara.

“Va en serio que va a desaparecer, se va a eliminar la subcontratación”, advirtió el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

Al ser cuestionado sobre que la existencia de la subcontratación al interior de algunas dependencias de gobierno, el mandatario también insistió en que son procesos que conllevan una reforma para que la práctica sea completamente eliminada, principalmente, en las dependencias federales.

"Sí hay seguramente y se tienen que eliminar, pero son procesos, tenemos que reformar la ley y que quede completamente prohibido, y además poner el ejemplo en el gobierno para que no se utilicen estas prácticas, si es que hay dependencias del gobierno que contratan trabajadores y los despiden para no pagarles aguinaldo u otras prestaciones, eso es completamente indebido. Entonces, va en serio el que va a desaparecer, se va a eliminar la subcontratación”, añadió.

Asimismo, lamentó que pese a buscar un acuerdo con la iniciativa privada “y también esperando a ver si reaccionaban y no sucedía lo mismo” se continuó con estas prácticas, luego de que culpó a la subcontratación de la pérdida de 277,000 plazas de trabajo formales en diciembre pasado, por lo que advirtió que ya tiene previsto que para el primer trimestre de este año se envíe la iniciativa sobre el tema.

Ya está allá (la iniciativa) (…) Entonces, yo sí creo que debe eliminarse la subcontratación, el outsourcing, todo esto que se creó y que da pie a que se despidan a los trabajadores sin garantizarles sus prestaciones”, resaltó el mandatario.

“Siempre se pierden 200, 300,000 empleos en diciembre, por eso queremos llevar a cabo la reforma para evitar la subcontratación, el outsourcing, todas estas prácticas fraudulentas, para que no se perjudique al trabajador, que se les garanticen a los trabajadores sus prestaciones”, dijo.

Sin embargo, apenas el 9 de diciembre, López Obrador y líderes del sector empresarial habían acordado delinear de manera conjunta la iniciativa para regular la subcontratación de personal en México, por lo cual, se postergó hasta febrero de 2021 la discusión sobre el tema en el Congreso de la Unión.

A través de un acuerdo tripartita, tanto el gobierno federal como la IP plantearon realizar un proceso de consulta en el próximo periodo ordinario de sesiones del Congreso y así presentar una nueva iniciativa preferente para regular el outsourcing y reparto de utilidades.

El documento incluía cuatro puntos, entre los cuales se señala que tanto el gobierno Federal como la IP están de acuerdo y se comprometen a resolver el problema del abuso de la subcontratación de personal, al tiempo que las empresas del país iniciarán de inmediato el proceso para regularizar sus plantillas en el marco de la iniciativa de ley presentada por el Ejecutivo federal.

Asimismo, se expresó que debido a que el esquema de reparto de utilidades no ha quedado suficientemente definido, ni socialmente debatido, será necesario más tiempo para una discusión abierta entre los sectores para definir un sistema de reparto de utilidades justo, equitativo y que evite la discrecionalidad en su pago.

maritza.perez@eleconomista.mx