Cuernavaca, Mor. La Fiscalía del estado confirmó que el menor de edad detenido por el asesinato de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota, sí confesó haber cometido varios crímenes, entre ellos el de un hombre de 42 años, al que descuartizó, presuntamente vivo, y luego arrojó sus restos en dos bolsas sobre la autopista México-Acapulco.

Fuentes de la Fiscalía dijeron a este diario que el menor de 17 años, detenido el sábado junto con otras dos personas cuando huían después de cometer el asesinato de la alcaldesa, está internado en el Centro de Ejecución de Medidas Privativas de la Libertad para Adolescentes, y su procedimiento se lleva a cabo con base en la Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Morelos, que contempla un procesamiento diferente al de un adulto, y una de las sanciones prevista es la de la privación de libertad en centros especializados para ejecución de medidas privativas de libertad para adolescentes.

En ese marco, la fiscalía explicó que el menor refirió durante su detención el pasado sábado que participó en el asesinato de una persona de nombre Pablo, de 42 años, originario de Xochitepec y de oficio trabajador de la construcción. El menor, que admitió pertenecer al grupo criminal de los Rojos, también reconoció que a Pablo lo asesinaron el 31 de diciembre del 2015, y su cuerpo fue descuartizado y abandonado ese mismo día en el kilómetro 100 de la autopista Acapulco-México. De acuerdo con la fiscalía, ese hombre asesinado fue identificado como la misma persona que fue detenida en el 2015 por delitos de narcomenudeo.

No es el policía de Guerrero

La fiscalía de Morelos determinó que uno de los cuatro cuerpos hallados en una fosa durante el operativo de captura de los asesinos de la presidenta municipal de Temixco, Gisela Mota, no era del policía desaparecido de Guerrero, Javier López Hernández, cuya placa y arma de cargo fue encontrada en el carro de los detenidos.

La fiscalía concluyó este jueves las pruebas genéticas a los cuatro cuerpos, y no localizó coincidencias con los datos de Javier López Hernández.

[email protected]