El PAN no está exento de intentos del crimen organizado de infiltrar a sus candidatos, dijo que el senador Rubén Camarillo, coordinador de la estrategia electoral de Acción Nacional, quien no obstante aseguró que su partido no está congelado, asustado ni inhibido para contener cualquier intento de filtración.

En entrevista, el legislador comentó que el PAN ya tiene en marcha un plan interno de fiscalización de sus precandidatos a todos los cargos de elección popular y, aunque lamentó que el Tribunal Electoral le haya negado al PAN la designación directa de sus candidatos en algunas zonas consideradas focos rojos por el alto nivel de presencia de grupos criminales, aseguró que en su partido existen garantías de que sus aspirantes no tendrán nexos delictivos.

Nunca estará exenta, del escenario político y los políticos, de esta influencia, por eso es que todos los partidos políticos, también en el PAN, estamos obligados a mantener permanentemente en alto la guardia para evitar que en nuestros procesos internos y después en los externos haya una infiltración de este tipo de intereses, que no son los intereses de las instituciones ni mucho menos de la democracia en el país .

Agregó que la membrecía activa de sus militantes y de ciudadanos externos, como Isabel Miranda de Wallace, candidata del PAN a la Jefatura de Gobierno del DF, garantizan que estos procesos al interior del PAN van a estar exentos justamente de esta influencia .

Expuso que otro requisito para cualquier aspirante es la transparencia en las declaraciones patrimoniales, desde estatales hasta federales.

Lo tomamos de manera responsable. El mensaje del PAN a la ciudadanía es que no estamos congelados, no estamos asustados, inhibidos, por esta amenaza que es el crimen organizado, sino al contrario , finalizó.

jmonroy@eleconomista.com.mx