Heriberto Lazcano Lazcano presentaba una enfermedad desde hacía tiempo; El Lazca transfirió el liderazgo de Los Zetas a Miguel Ángel Treviño El Z-40 de manera ordenada hace varios meses, de acuerdo con la consultoría estadounidense Stratfor.

La firma estadounidense, experta en temas de seguridad, detalla en un análisis que fue por problemas de salud que el hoy difunto capo ya había cedido el liderazgo a El Z-40, de acuerdo con sus fuentes, por ello, las últimas amenazas y ataques de otros cárteles se han centrado en Treviño .

La muerte de Lazcano no tendrá un gran impacto para Los Zetas u otras organizaciones criminales en tanto tráfico de drogas, a menos que las autoridades localicen y atrapen a Treviño, expresó el centro de investigación.

Stratfor explica que, con base en sus informantes, El Lazca sufría una enfermedad terminal, lo que redujo gradualmente su papel operativo en el grupo criminal durante los últimos meses. Ello permitió a Treviño instaurarse en la primera posición.

Esta supuesta transición puede explicar por qué las últimas operaciones antizetas de cárteles rivales se centraron en El Z-40. Dada la condición de salud de Lazcano, una transición de liderazgo, que probablemente habría sido inevitable en algún momento, Treviño ha demostrado su habilidad para manejar los desafíos que enfrentan Los Zetas, argumentó la consultoría.

Mientras que Lazcano fue el líder indiscutible del cártel, Treviño mantuvo un papel importante como un segundo al mando, supervisando las operaciones en lugares críticos como Nuevo Laredo y estuvo probablemente a cargo de la mayoría de operaciones de Los Zetas los meses anteriores a la transición indicada por Stratfor.

Por otro lado, la muerte de El Lazca se anuncia en medio del escándalo con respecto a la pérdida del cuerpo; sin embargo, si el fallecimiento de este narco es cierto, es dudoso que este evento tenga un gran impacto en las operaciones de Los Zetas .

La muerte de Heriberto Lazcano ayudaría a consolidar el liderazgo de Treviño dentro de Los Zetas, dice la empresa de geopolítica; no obstante, es probable que comience a aumentar la presión policiaca, naval y militar en su contra, convirtiéndose ahora en el blanco de perfil más alto de la organización.

Debido a que Treviño probablemente ha supervisado las actividades del grupo desde hace tiempo, no se espera que haya cambios trascendentales en las operaciones de Los Zetas. Si la transición de liderazgo se llevó a cabo sin resistencias significativas, este capo parece completamente capaz de manejar las operaciones del grupo como competente como su predecesor .

ana.langner@eleconomista.mx