A partir de este martes entrará en vigor la Ley Federal de Protección de Datos Personales en posesión de Particulares, que servirá para regular el manejo de la información y garantizar la privacidad y el derecho a la autodeterminación informativa de las personas.

La Secretaría de Gobernación publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto de dicha ley; ahora el titular del Ejecutivo tiene un año para expedir el reglamento que regulará y vigilará el tratamiento de datos personales bajo consentimiento de su titular.

Este reglamento establecerá la forma, términos y plazos conforme a los que se desarrollará el procedimiento de protección de derechos.

Según se establece en el DOF, la ley quedará a resguardo del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos, que será un órgano de la Administración Pública Federal, con autonomía operativa, presupuestaria y de decisión. El instituto promoverá y difundirá el ejercicio del derecho a la información; resolverá sobre la negativa a las solicitudes de acceso a la información y protegerá los datos personales en poder de las dependencias y entidades.

El documento establece que los titulares de la información que manejen las empresas podrán ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición y, en su caso, dar inicio al procedimiento de protección de derechos en los 18 meses posteriores a su entrada en vigor.

Especifica también que el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2011 considerará partidas suficientes para el adecuado funcionamiento del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos en las materias de esta ley.

El decreto refiere que tratándose de datos personales sensibles, el responsable del manejo de dichos datos deberá obtener el consentimiento expreso y por escrito del titular para su tratamiento, a través de su firma autógrafa, firma electrónica o cualquier mecanismo de autenticación que al efecto se establezca.

cjescalona.eleconomista.com.mx