El comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, informó que tomó en sus manos el esquema de supervisión de Joaquín el Chapo Guzmán dentro del penal del Altiplano, tanto del monitoreo de sus actividades como de las visitas que recibirá el capo, a fin de evitar una tercera fuga del líder del Cártel de Sinaloa detenido el viernes pasado.

El comisionado acudió al Altiplano, donde supervisó los filtros de acceso que existen en el penal federal, así como los mecanismos de esclusas, el funcionamiento de las cámaras, la seguridad perimetral, las condiciones de monitoreo en los centros de mando y en general las condiciones de internamiento de la población penitenciaria.

En un comunicado, Sales Heredia dijo que en comparación con las condiciones del Altiplano hace seis meses que ocurrió la segunda fuga de Guzmán, hoy las condiciones del penal cumplen plenamente con protocolos internacionales en la materia .

Durante su visita de cuatro horas al penal, el comisionado Renato Sales y el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, supervisaron los mecanismos de control y seguridad, tanto del personal como de la población penitenciaria y los mecanismos de actuación, como seguimiento al internamiento desde el viernes de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera.

El comisionado nacional estableció un riguroso esquema de supervisión bajo su mando para verificar el cumplimiento de los protocolos ordenados para el acceso de personal y de visitas; además, la implementación de las medidas necesarias para reforzar la seguridad dentro del penal, asegurándose de que cumplan con los estándares internacionales, entre éstos, la actualización de la tecnología en el ingreso del personal que labora, de las visitas y de la misma población penitenciaria , explicó la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

Su oficina dijo que establecieron un riguroso régimen de supervisión que limitará el acceso de sus visitantes.

Sin embargo, de acuerdo con el diario Washington Post, la acreditación a dicho penal de máxima seguridad por parte de la Asociación Americana de Prisiones caducó el año pasado y no la han renovado. Las autoridades mexicanas acordaron hacer una revisión a fondo del personal, los procedimientos y la capacidad de la cárcel para vigilar a los detenidos de alta peligrosidad, pero no está claro cuándo se hará.

En tanto, unos 200 policías federales, estatales y militares participan en un operativo especial desplegado en el penal del Altiplano para impedir una nueva fuga del narcotraficante. Agentes federales hacen recorridos y tienen una pequeña base a un costado del penal, además de que fue instalado un retén militar en la carretera que conduce al penal donde son revisados todos los vehículos.

La captura

El líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín el Chapo Guzmán, y su jefe de plaza, Jorge Iván Gastélum, fueron detenidos el viernes 8 de enero en Los Mochis, Sinaloa, tras un operativo encabezado por la Marina, que inició en una casa del fraccionamiento Las Palmas, de donde Guzmán huyó por el sistema de alcantarillado, aunque finalmente fue detenido en un vehículo cuando huía.

El primero en dar la noticia fue el presidente Enrique Peña Nieto. Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido , escribió en la red social Twitter a las 10:19 de la mañana.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, dijo que con esta detención México demuestra que tiene instituciones a la altura de lo que los mexicanos esperan.

Aseveró que la reaprehensión de Guzmán es producto de seis meses de trabajo de inteligencia, y dio el crédito de la captura a la Marina, el Ejército y la Policía Federal.

Por su parte, la titular de la PGR, Arely Gómez, hizo un recuento sobre cómo se llevó a cabo la fuga de Guzmán el pasado 11 de julio del penal del Altiplano y explicó la forma en que Guzmán fue reaprehendido. Precisó que desde el 6 de enero se comenzó a observar movimiento en un domicilio de Los Mochis, Sinaloa, donde se tuvo la certeza de la presencia de Guzmán, por lo que el viernes se puso en marcha un operativo de las fuerzas federales, encabezadas por la Marina Armada de México.

En el domicilio de la calle Río Quelite y avenida Jiquilpan, fraccionamiento Las Palmas, en Los Mochis, Sinaloa, los elementos fueron agredidos, por lo que respondieron a la agresión, dejando como saldo cinco presuntos delincuentes abatidos, cinco detenidos, y un elemento de la Marina resultó con heridas no graves.

Arely Gómez precisó que durante la balacera, Guzmán Loera logró evadirse del lugar junto con Jorge Iván Gastélum, jefe de plaza del Cártel de Sinaloa en Los Mochis, por lo que ambos se dieron a la fuga a través del sistema de alcantarillado de la ciudad. La procuradora detalló que el operativo de captura contemplaba esa situación, por lo que se inició una persecución adentro del alcantarillado, donde incluso fue ubicada un arma que llevaban consigo.

Añadió que Guzmán Loera y su jefe de plaza salieron calles adelante, para robar un vehículo, el cual fue detectado y perseguido por las fuerzas federales, logrando la detención de ambos sujetos.

Abundó en que para salvaguardar la vida de los dos sujetos, y para evitar su posible rescate, los elementos federales ingresaron a los detenidos en el hotel Doux, en espera de refuerzos.

Abundó que a los dos detenidos les fueron practicados diversos exámenes médicos y de genética, tras lo cual fueron trasladados nuevamente al penal federal del Altiplano, de donde Guzmán se fugó en julio del 2015, y ahora nuevamente está recluido.

[email protected]