San Cristóbal de las Casas.- Con el objetivo de reactivar el movimiento zapatista, indígenas militantes y adherentes del EZLN se reúnen en cuatro municipios del estado de Chiapas en los que aparecieron el 1 de enero de 1994.

Los indígenas hacen coincidir su relanzamiento con la conclusión de un Baktún, periodo de cuenta larga de sus antecesores mayas con quienes tienen muchas coincidencias, y se preparan para realizar actividades, ahora como una organización pacífica.

En esta ciudad, procedentes de la zona tzotzil, indígenas se reúnen en la zona poniente para marchar al centro y desde allí lanzar la palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

En tanto, en Ocosingo, desde las primeras horas de la mañana comenzaron a llegar a este municipio indígenas procedentes de la selva de la entidad, para marchar por esta ciudad, donde en 1994 se registraron los más fuertes enfrentamientos.

De la misma forma se congregan en Altamirano indígenas de la zona tojolabal, que en 1994 tomaron este municipio procedentes de la comunidad Morelia, en donde han establecido su centro de reunión llamado Aguascalientes.

mac