La Consejería Jurídica de la Presidencia publicó ayer las áreas en las que los secretarios de Estado tendrán que representar al Presidente en juicio de amparo, a efecto de defender los intereses del gobierno federal.

La nueva Ley de Amparo especifica que ese recurso protege a las personas frente a normas generales, actos u omisiones por parte de los poderes públicos o de particulares.

En ese sentido, el Secretario de Gobernación tendrá que representar al Ejecutivo federal cuando se interpongan juicios de amparo en materia electoral, de seguridad, derechos humanos, migración, expropiaciones, y cuando se cuestionen leyes como el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales; el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal; Ley de la CNDH; Ley de la Policía Federal; Ley de Migración; Ley de Seguridad Nacional; Ley del Registro Público Vehicular; Ley Federal de Juegos y Sorteos; Ley General de Protección Civil y, en total, 42 leyes.

Al titular de la PGR le tocará la representación en 34 normas, entre ellas, el Código Civil Federal; el Código Federal de Procedimientos Penales; el Código Penal Federal; Ley del Registro Nacional de Datos de Personas Desaparecidas; Ley Federal contra la Delincuencia Organizada y la Ley Federal de Extinción de Dominio.

El Secretario de la Defensa tendrá que representarlo en 27 ordenamientos, entre ellos, el Código de Justicia Militar; Ley de Disciplina del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos; Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

El Secretario de Marina, en total 33 disposiciones legales, entre ellas, la Ley de Disciplina para el Personal de la Armada de México; la Ley de Recompensas de la Armada de México; la Ley de Vertimientos en las Zonas Marinas Mexicanas, y la Ley Orgánica de la Armada de México.

El Secretario de Hacienda tendrá que representar al Ejecutivo federal cuando se cuestione alguna de 68 disposiciones, entre ellas, el Código Fiscal de la Federación; la Ley Aduanera; La Ley de Ahorro y Crédito Popular; la Ley de Coordinación Fiscal o la Ley de Ingresos de la Federación.

Al Secretario de Educación le corresponderá la representación en 32 ordenamientos federales, entre ellos, la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación; Ley Federal del Derecho de Autor o la Ley General de Educación.

Al Secretario del Trabajo le corresponderá la representación en nueve leyes como la de Ayuda Alimentaria para los Trabajadores; la Ley del ISSSTE y del IMSS; Ley del Seguro Social y Ley Federal del Trabajo.

jmonroy@eleconomista.com.mx