Brasilia. El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, buscó la asesoría brasileña en rubros donde ese país aplicó modelos efectivos, como el petróleo y el combate a la pobreza.

Peña Nieto fue recibido ayer en el Palacio de Gobierno por la mandataria Dilma Rousseff, con quien conversó sobre temas sociales y económicos.

En su cuarto día de gira por naciones de Latinoamérica, el Mandatario electo acudió a la cita acompañado de su coordinador para la transición, Luis Videgaray, y del encargado de los temas económicos, Ildefonso Guajardo.

Al final del encuentro con la Presidenta de Brasil, Peña dio un mensaje a medios. Indicó que dejó claro el interés para que durante su administración -que arranca el 1 de diciembre próximo- se trabaje en el relanzamiento de una nueva relación, cercana y estrecha.

Indicó que se puede fortalecer la cooperación y el desarrollo para la región. Le formulé a la Presidente algunas peticiones, a las que mostró una gran disposición de colaborar con nosotros, precisamente para recoger las experiencias exitosas que Brasil ha tenido en distintos ámbitos , detalló el Mandatario electo.

El político mexicano dijo que hizo un reconocimiento a los logros alcanzados por Brasil en materia de desarrollo social y en las políticas para el combate a la pobreza.

Le pedí la colaboración para poder conocer de estas experiencias exitosas que pudieran servir a las definiciones que en materia de política pública tengamos en México para combatir la pobreza , detalló.

De acuerdo con información del portal electrónico de la Cepal, a finales del 2008, América Latina había logrado 85% de avance en el cumplimiento de la meta de erradicar la pobreza extrema y el hambre, el cual fue estipulado como Objetivo de Desarrollo del Milenio, aunque para ese año sólo tres países ya habían logrado erradicarla: Brasil, Chile y Perú.

Ayer, Peña Nieto también hizo un reconocimiento a lo alcanzado por Brasil con su empresa Petrobras.

De hecho, el Mandatario destacó que la modernización de la empresa petrolera en México sería para apoyar sectores de la población. En este tenor, anunció que solicitaron a la presidente Dilma Rousseff conocer la reforma que transformó a Petrobras en una gran empresa petrolera .

Peña recordó que un factor importante fue permitir la entrada del sector privado en Brasil, así como el haber logrado una autonomía de gestión de la empresa.

El Presidente electo mexicano insistió en que eso precisamente busca para México, tras destacar su convicción de que será una fórmula que permita hacer de Petróleos Mexicanos una empresa que apalanque el desarrollo económico y que favorezca la generación de empleos e inversión.

En el encuentro también se hablaron de impulsar un mayor intercambio educativo, a partir del programa impulsado en Brasil llamado La ciencia no tiene fronteras.

RELACIÓN COMERCIAL

Peña Nieto aseguró que el ánimo de su gobierno es tener una relación constructiva con Brasil, al indicar que su contribución puede ser importante para el desarrollo de toda la región.

Y creo que la relación bilateral, la relación de intercambio comercial entre ambos países, puede crecer de manera importante , previó.

Los mandatarios de ambos países también trabajarán para que los sectores económicos analicen y exploren el potencial que se tiene en materia de apertura comercial, y así lograr que crezca la relación comercial México-Brasil.

Recordó que los dos países cuentan con un potencial de más de 300 millones de consumidores, pero alertó que hoy en día el flujo comercial aún es muy bajo .

Cuestionado sobre el tema automotriz y que involucra a los dos países, Peña respondió que no se tocó el tema en particular, pero puntualizó que la mejor forma de dar una mayor solución al tema es generando más incentivos para el mercado y buscando un equilibrio a la balanza comercial. Además, dijo que más que limitar, se debe ampliar la relación comercial.

[email protected]