En una década, el gasto federal ejercido en seguridad aumentó ligeramente más que la economía en su conjunto, de acuerdo con estimaciones hechas por el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República.

A través del documento Panorama del Gasto Federal en Seguridad 2006-2016 , el Instituto revisa que la bolsa en seguridad pasó de aproximadamente 130,000 millones en el 2006, a alrededor de 264,000 millones en el 2016.

Es decir, este gasto se duplicó en términos reales en el periodo comprendido entre el 2006 al 2016. Ello representa un ritmo de incremento mayor al del gasto neto federal (que aumentó 58%) y al de la economía en su conjunto, ya que el Producto Interno Bruto (PIB) creció 23% durante este periodo.

De acuerdo con la información contrastada por el IBD, el incremento del gasto en seguridad, por encima del crecimiento del gasto neto y de la economía en su conjunto, indica que las administraciones federales sí han contado con recursos, durante los últimos 10 años, para impulsar mejoras a la seguridad y a la justicia en México.

En el reporte se puntualiza que las Fuerzas Armadas duplicaron sus bolsas en términos reales durante este periodo de estudio; el Poder Judicial de la Federación aumentó su gasto 1.6 veces; y al considerar el gasto conjunto de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Secretaría de Gobernación (SEGOB), se muestra que éste creció 3.6 veces.

Estos incrementos en el gasto ejercido contrastan, por así decirlo, con la situación de inseguridad que se ha vivido en México durante estos mismos años , observa el IBD.

El notable aumento de los gastos en conjunto de la SSP-SEGOB se debió, principalmente, a recursos ejercidos por la Policía Federal y el Sistema Penitenciario Federal, afirma el IBD.

El instituto pormenoriza que lo ejercido por la Policía Federal se cuadruplicó en términos reales, y el gasto de la unidad de Prevención y Readaptación Social se multiplicó 8.8 veces entre el 2006 y el 2016.

De la revisión, el IBD enfatiza el gasto acumulado de la Policía Federal en la implementación de operativos durante 2006-2016, el cual asciende a 242,000 millones y el aumento del gasto en la actividad de Administración del Sistema Federal Penitenciario, el cual creció 13.6 veces en términos reales. En contraste, otras instituciones como la PGRy la CNDH mantuvieron casi los mismos niveles de gasto.